no pudo con el líder
Publicidad

El Nazareno Dos Hermanas Fútbol Sala no pudo con el líder y se volvió con derrota de su visita a El Ejido Futsal, que se impuso 8-3 en la 17 jornada de liga de 2º División B.

Comienzo tibio de partido el pasado sábado en Almería donde ambos gallitos no querían dar un paso en falso ante su rival. Sin embargo, no quemaba en ningún momento el balón en los pies a los jugadores de Dos Hermanas, tratando siempre de generar peligro en cualquier ocasión. Así fue como un balón rechazado tras un córner, que quedó a media altura, llega a Alberto y en semichilena de espalda logra batir a Franco.

Poco a poco, pero sin excesivo apabullamiento El Ejido fue creando algunas ocasiones peligrosas que Juanki logró desbaratar con buenas actuaciones. Pero pese a que los de José Vidal no terminaban por renunciar al dominio del partido, los celeste iban empujando al equipo nazareno, que no pudo con el líder. Finalmente, tras varias ocasiones seguidas muy bien elaboradas, Cortés haría a pocos segundo antes de que ambos equipos se marcharan a vestuarios el empate.

Publicidad

Nada que ver tuvo la segunda parte respecto a la primera mitad, pues se destapó con un ida y vuelta constante en el que ambos equipos iban de cara a por el partido. Ambos conjuntos intercambiaron golpes en los que pudo marcar cualquiera. Juanki y Franco lo evitaron con grandes actuaciones. Pero para nada el marcador quedaría con el empate. Guille en el minuto 33 lograría adelantarse en el partido, golpe que no supo gestionar psicológicamente el equipo de Dos Hermanas.

Tras un nuevo gol de los celestes, esta vez en las botas de Cortés, segundo en su cuenta particular, José Vidal jugó los últimos 5 minutos con portero jugador, con más pena que gloria pues el partido se volvió loco. Pese a que llegaron dos goles de los nazarenos en las botas de Manu y Borrego, respectivamente, los ejidenses hicieron cinco más en estos minutos. Un resultado final de 8-3, que nada tuvo que ver con lo visto en la pista en el desarrollo del partido, pues fue un duelo de poder a poder. Pero el conjunto nazareno no pudo con el líder.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre