adrán porras ríos
Publicidad

Adrián Porras Ríos verá cumplido este mes de diciembre su sueño de poder trabajar para Disney. Este bailarín nazareno, de 26 años de edad, ha sido seleccionado para trabajar en uno de los dos nuevos espectáculos del parque temático Disneyland París.

De las 500 personas que se presentaron en Madrid a las pruebas, serán finalmente unas ocho las que viajen a París desde España. Lo harán tras superar una dura selección en la que, nos cuenta Adrián, “con coreografías más complicadas de contemporáneo, jazz, acrobacias y claquet”.

Para este joven bailarín nazareno será la segunda vez que se presente a estas pruebas, ya que, hace cuatro años “pasé el casting, pero cuando me llamaron comenzaba a trabajar como cuerpo de baile de un crucero”.
Adrián hizo sus primeros pinitos en el mundo del baile de la mano de su madre, Luisa Ríos, en el Grupo Gan, representando a personajes de la factoría de Walt Disney. Por ello, será todo un sueño cumplido cuando el día 16 se incorpore al equipo de Disneyland, para formarse y preparar su incorporación al espectáculo de Mickey y El Mago.

Publicidad

Un montaje que hace un repaso por los principales cuentos de la factoría, como El Rey León o La Bella y la Bestia, en el que trabajará durante nueve meses.

Un nuevo paso más en la carrera artística de Adrián Porras Ríos que, confiesa, “a mis 26 años de edad, ya he hecho todo lo que un bailarín puede hacer en su carrera profesional, ya que, con 16 años, ya daba clases de baile por las asociaciones vecinales de Dos Hermanas a través de la Delegación de Deportes”.

Amplia trayectoria

Trabajando desde entonces para empresas de eventos, como cuerpo de baile en dos películas de Bollywood rodadas en Málaga, en programas de televisión, videoclips, conciertos, anuncios o en espectáculos de cruceros.

Eso sí, sin olvidar nunca su formación, ya que, una vez terminado el Bachillerato, con 18 años, hizo el Conservatorio de Grado Medio de Danza Clásica y el Superior de Danza Contemporánea. Además de formarse en Madrid en cursos de acrobacia, aéreos, canto o claquet.

Lo que Adrián tiene claro es que “si quieres algo, tienes que tenerlo claro y apostar fuerte por ello”. Ya que, apunta, como “te mueves en un mundo muy difícil y lleno de altibajos, tienes que saber gestionar bien tu carrera”. Por ello, apunta, “mientras trabaje en lo mío, me da igual lo que haga, y puedo decir que llevo desde los 16 años haciendo lo que me gusta”.

Retos futuros
Aunque en una década a Adrián Porras Ríos le ha dado tiempo a hacer muchas cosas en su carrera como bailarín, entre sus sueños o proyectos de futuro se encuentra poder trabajar en una gran producción musical. Un género en el que ya ha trabajado, pero a menor escala. Además, este joven nazareno no descarta poder dar el salto algún día a Los Ángeles, en EE.UU., para seguir abriendo fronteras artísticas y ampliando su formación como bailarín.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre