asador la perdida
Publicidad

Aunque Asador La Perdida tiene tan solo un año de vida son muchos los reconocimientos y menciones especiales conseguidos. Hace apenas dos meses consiguió el premio gastronómico Juan Carlos Alonso y entra a formar parte de la guía gastronómica más importante del mundo, la Guía Michelin. Unos logros espectaculares fruto de una idea de restauración diferente y muy original.

Todo empezó hace cinco años cuando un experimentado empresario sevillano, Sergio Martín de la Rosa, fundador de Energía Plus, quiso hacer realidad su gran pasión. “Siempre me ha gustado disfrutar de la naturaleza y de los animales y eso es lo que conseguí con Huerta La Perdida, aunque en un primer momento era un hobby para mí”, comenta Sergio. En un enclave único y protegido, a las orillas del río Guadaíra y a tan solo 20 km. de Sevilla, empezó esta gran aventura. “Un lugar perfecto para criar nuestro ganado de forma extensiva, ecológica y en perfecta armonía con el entorno”.

La raza Charolesa

En Andalucía las explotaciones ganaderas de la raza charolesa en pureza casi no existen y ese fue el primer objetivo de la firma, siendo uno de sus pilares fundamentales. “Criamos la raza con animales de una alta calidad genética y sólo los sacrificamos a partir de los 8 años, eligiendo aquellos ejemplares que nos ofrezcan la mayor calidad para nuestras carnes con excelentes resultados de infiltración, ternura y jugosidad”, explica.

Publicidad

Después de cuatro años de intenso trabajo llegó el momento de dar a probar sus carnes y “aunque tenemos peticiones de diferentes restaurantes de España, mi primer objetivo es definir una experiencia única para nuestros clientes del Asador La Perdida, que va desde la cría del animal hasta el emplatado, diseñando y mimando todo el proceso”. Una calidad que exigen a toda sus carnes, incluidas las de las mejores ganaderías nacionales e internacionales, que también ofrecen en sus instalaciones, como son el Black Angus, la Simmental o el majestuoso Buey gallego de LYO.
Así surge el asador gastronómico La Perdida en un fabuloso cortijo, renovado y cuidadosamente decorado con salones de diferentes ambientes y aforos, contando también con un coqueto reservado para pequeñas reuniones.

Unas instalaciones únicas dispuestas a convertirse en un punto de referencia gastronómico no solo de Sevilla sino de toda Andalucía.
Nuevos proyectos

Entre los nuevos proyectos de este innovador empresario se encuentra incrementar la oferta de ganado propio, incluyendo otras razas de calidad, incluso cruzándolas para mejorar las carnes y así crearse un nombre propio entre las carnes de calidad en España.

También ampliar su propuesta en restauración con la apertura de un nuevo asador ubicado en la Huerta con un aforo de 100 personas. “Este asador completará la oferta que ofrecemos también en la hacienda, aunque en la actualidad ya tenemos nuestra choza marismeña en la que los comensales disfrutan de nuestra carta rodeados de naturaleza y de nuestros animales”.
Contar con un reconocido asador gastronómico, incluido en la Guía Michelin, como es La Perdida al lado de nuestra ciudad, para poder disfrutar de una experiencia única, es un placer y un lujo que no podemos dejar pasar estas navidades, a un precio que te sorprenderá. Y si prefieres disfrutarlo en casa, también ofrecen su carne para llevar. ¿Qué mejor regalo para compartir con los nuestros que el Asador La Perdida?

Experiencias únicas

Al frente de la cocina se encuentra el reconocido chef, Gonzalo Mancera, quien aúna de forma extraordinaria experiencia e innovación. En sus platos no sólo se encuentran las carnes maduradas más exquisitas, sino una amplia carta de cocina creativa, renovada semanalmente con sugerencias de temporada, ensaladas, quesos, pescados, chacinas…

Todo ello con la misma exigencia de calidad en origen, en lo que a producción sostenible y cuidado del medio ambiente se refiere, característico de la firma.  Su propuesta gastronómica se completa con una amplia carta de postres y una extensa bodega donde se dan cita vinos de diferentes denominaciones de origen nacionales, contando con un apartado especial para los ecológicos y, cómo no, los de origen andaluz.

Maduración
Otro de los pilares que hace tan especial al Asador La Perdida es que todas sus carnes son sometidas a un proceso de maduración controlado, con el objetivo de potenciar el sabor y aumentar la jugosidad y la ternura. Para ello cuentan con cámaras especiales con la última tecnología, controlando todos los parámetros como son la temperatura, la humedad, el aireado continuo y el control microbiológico. El tiempo de maduración de las carnes varía en función de la raza y la edad del animal pudiendo encontrar su clientela carnes maduradas desde 45 días a más de 12 meses.

ASADOR GASTRONÓMICO
LA PERDIDA Ctra. Dos Hermanas- Utrera, km. 27 Telf. 954 739 342
[email protected]

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre