Publicidad

La actividad de terapias ecuestres para niños y niñas con enfermedades raras de Dos Hermanas afronta una nueva etapa, tras el éxito de la experiencia piloto iniciada hace seis meses. Impulsada por las propias familias de estos menores, encabezadas por Salvador Calderón, de la Fundación contra la Hipertensión Pulmonar, se puso en marcha este programa a través de la Delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento y el Centro de Terapias Ecuestres la Herradura.

En esa fase piloto se han beneficio de estas sesiones de terapias ecuestres nueve menores con Hipertensión Pulmonar, Síndrome de Wolfran, Síndrome de Pierre Robin, Síndrome de Niemann Pick, Síndrome de Patau, Síndrome de Leigh, Síndrome de Pitt Hopking, Síndrome de Phelan Mcdermid y Síndrome de West. Su objetivo es contribuir a mejorar su calidad de vida en todas las áreas de desarrollo, promoviendo al máximo su autonomía.

Tras la primera fase se ha observado en los menores una mejoría en las áreas físicas, psicológicas y sociales. Además de observar cohesión entre los participantes en el aprendizaje compartido ante las dificultades, el apoyo, la vivencia y la motivación por una actividad gratificante.

Publicidad

Debido a sus buenos resultados, esta actividad se ha ampliado durante tres meses más, ampliando el número de familias beneficiarias de nueve a 15.
Por su buena acogida y ante la difusión del proyecto, se ha creado una bolsa de familias suplentes para todas aquellas que se quieran beneficiar de esta iniciativa y puedan sumarse por bajas o nuevas ampliaciones. Las familias se han organizado de manera informal mediante un grupo de whatsapp, con 22 integrantes, aunque la idea es poder constituirse en asociación próximamente.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre