Publicidad

Universidad Loyola Andalucía completará su nuevo campus en Dos Hermanas con tres nuevas fases que empezarán a acometerse dentro de cuatro años. Así lo ha anunciado el rector de la universidad Gabriel Pérez de Ayala durante la presentación a los medios de comunicación de las nuevas instalaciones en Entrenúcleos.

Desde el pasado mes de septiembre ya está en servicio un edificio central, con el aulario y la zona de administración, la biblioteca y la capilla, así como las instalaciones deportivas. La idea es que las instalaciones vayan creciendo hacia el sur, en las tres nuevas fases, con la construcción de nuevos aularios, según las necesidades.

En total tres nuevos edificios con capacidad para unos 2.000 o 3.000 mil alumnos con un presupuesto toral estimado de 10 ó 15 millones de euros. A medida que se vayan construyendo estos espacios, apuntaba Pérez de Ayala, el alumnado irá dejando el edificio central, que se destinará para un uso administrativo.

Publicidad

El campus actual tiene una capacidad para unos 3.500 alumnos y con todo el proyecto completado en las tres nuevas fases, esta capacidad se ampliará hasta los 10.000. La idea, así lo definía el rector, es que las instalaciones con su crecimiento mantengan la filosofía del campus actual, “central y todo reunido”, que aglutina cinco grandes conceptos: “tecnológico, sostenible, accesible, responsable e integrado”. Un diseño del estudio de arquitectura de Luis Vidal, “quien ha sabido interpretar bien el concepto de Universidad Loyola y plasmarlo de forma arquitectónica”.

Primera universidad 5G

Vidal ha convertido a Loyola en la primera Universidad 5G del mundo, ya que, explicaba el arquitecto, “no hay un campus que aglutine estos cinco conceptos”. A través de dos ejes, el longitudinal del conocimiento (aulas y administración) y el humano transversal (capilla y biblioteca) se distribuyen “pocos edificios, pero compactos, modulares y flexibles”, para adaptarse a los nuevos usos y cambios”. Un edificio pensado, apuntaba Luis Vidal, “para ese crecimiento previsto en los próximos años”.

Entre los retos a los que aspira Loyola Andalucía, conseguir la certificación Leed Platino, el distintivo de calidad medioambiental más elevado, por lo que “sería la primera universidad del mundo en conseguirlo, si así fuera”. Para ello, se han adoptado una serie de medidas, tanto pasivas como activas, como “la ubicación de los edificios para jugar con la luz, un sistema de electricidad eficaz o el reciclaje del agua”.

Plan de movilidad sostenible

Además, Loyola ha sido pionera en la puesta en marcha de un Plan de Movilidad Sostenible, mediante una APP , que presentó el gerente Manuel Molina. En ella, “se contemplan las vías de transporte disponibles, calculando el tiempo y el balance de las emisones de CO2”. Además de ofrecer alternativas, como motos y patinetes eléctricos, la opción de los vehículos compartidos, así como la Lanzadera Loyola o el uso del transporte público”.

Integrada en su entorno, Entrenúcleos y su Ciudad del Conocimiento, Loyola Andalucía, adelantó su rector, “está promoviendo la instalación de empresas tecnológicas en un total de seis parcelas colindantes a la universidad. Gabriel Pérez de Ayala aseguró que ya ha habido contactos y que en la próxima primavera los proyectos estarán más avanzados.

Obras
El nuevo campus de Loyola Andalucía se ha construido en un tiempo récord, 17 meses, desde que se colocó la primera piedra en marzo de 2017 y finalizaron las obras en septiembre de 2019. Se han invertido 40 millones de euros en la construcción de 25.000 metros cuadrados, para los que el 80 por ciento de los materiales empleados son de la zona y un 20 por ciento reciclado.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre