contra toda evidencia
Publicidad

Lucas 20,27-38 CONTRA TODA evidencia quieren hacernos creer que sólo somos una cosa más entre las cosas; que nuestro cuerpo se resuelve en un saco de músculos y huesos, más o menos bien conformados; que nuestro tiempo sólo son horas, semanas, años que se suceden; que nuestra vida sólo consiste en experiencias que se suceden hasta su decrepitud y aniquilamiento.

Nos intentan hacer creer todo esto contra la evidencia palmaria del espíritu que da sentido a nuestro cuerpo, nuestro tiempo y todas las experiencias que vivimos. Ni las pruebas ostensibles del amor y la libertad que vivimos, ni la trascendencia de la belleza que nos envuelve, ni la conmoción de la ternura que vivimos, parece que puedan convencer a quien sólo quiere vernos como un trozo de materia, sujetos solo de placer y de dolor.

Pero esto no es así. Somos personas con dignidad; nuestra vida es un regalo, un don, inmerecido, inconmensurable, que nos hace ser humanos; se nos ha hecho el regalo de ponernos en el camino de hacernos personas; se nos regala cada día la oportunidad de hacernos merecedores de ese don; y Quien nos ha entregado hasta su propia intimidad, su Palabra, hace que nuestra vida sea para siempre.

Publicidad

Convéncete mirando a cualquier personas que te rodea: imagina sus anhelos y sus miedos, sus frustraciones y sus logros, su pecado y su bondad –¡tan parecidos a los tuyos!–. Después contémplate a ti mismo, en la eternidad serena de tu espíritu, en el que no eres ni joven ni viejo, donde tus cualidades dejan paso a la verdad más radical y evidente: eres.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre