El 11 de octubre se conmemora el Día de la Niña. Una efemérides aprobada por Naciones Unidas (ONU) en 2011 para colocar los derechos de las niñas en el centro de las agendas políticas, porque de ellas depende el futuro de las sociedades.

El Día de la Niña sirve para visibilizar y denunciar las desigualdades y violencias que sufren las niñas de todo el mundo, justificadas por la tradición, las costumbres, la pobreza o los conflictos armados: analfabetismo, mutilación genital, matrimonios forzados, explotación sexual o trabajo infantil.

Pero también, y este año con especial énfasis, ONU Mujeres subraya el poder transformador de las niñas en el mundo, por el papel que desempeñan en el hogar, la sociedad y la economía, como estudiantes, cuidadoras, personas con proyectos de futuro. Niñas que van a la escuela, ayudan en la casa, trabajan en fábricas y se preparan para asumir las responsabilidades de la vida adulta.

Por ello, Una generación de niñas imparables es en 2019 el lema escogido, que se enmarca con la meta fijada en el Objetivo número 5 de la Agenda para el Desarrollo Sostenible, “lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”.

Acto conmemorativo

La Delegación de Igualdad conmemora el Día de la Niña mañana jueves, 10 de octubre, a las 18:00 horas, en el Centro Cultural La Almona. Será en un acto que contará con la actuación del Coro del CEIP La Motilla y de la Compañía Atelana Teatro presentando a Valentina, protagonista del cuento Papá quiero ser. Se celebrará después un encuentro literario con Raquel Díaz Reguera, educadora infantil, ilustradora y escritora con amplia obra publicada, que une creatividad y conciencia por la igualdad para crear unos cuentos coeducativos, que son “una forma de transformar el mundo”.

La entrada a este acto es libre hasta completar aforo.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre