Publicidad

Los padres y madres del alumnado escolarizado en el Aula Específica de Educación Especial (AEE) del CEIP Valme Coronada de Dos Hermanas, EXPONEN:

Que siendo dos de los pilares fundamentales del actual sistema educativo español, la equidad y la inclusión, ambos están siendo vulnerados como derechos, en el caso concreto de nuestros hijos/as.

A lo que se aspira con la normativa educativa actual con respecto a la escolarización en Aulas Específicas de Educación Especial (AEE) en centros ordinarios, es a ofrecer una atención educativa integral que permita al alumnado una evolución personal, social y curricular con oportunidades reales de integración en aulas ordinarias, en la medida de las posibilidades personales de cada alumno/a. Esto llevado a la máxima, podría posibilitar incluso futuros cambios de modalidad de escolarización.

Publicidad

Esta aspiración queda alejada de la realidad en el CEIP Valme Coronada al no disponer de los recursos personales necesarios para ello en el presente curso, a pesar de contar con un Profesional Técnico de Integración Social (PTIS) en el centro, que en cursos anteriores, entre sus funciones, realizaba la tarea integradora del alumnado del AEE.

Esto viene recogido en la Ley Autonómica 4/2017, de 25 de septiembre, de los Derechos y la Atención a las Personas con Discapacidad en Andalucía (BOJA 04-102017) concretamente en su artículo 19 donde dice: El sistema educativo público de Andalucía garantizará la atención del alumnado con discapacidad con necesidades especiales de apoyo, y concretamente en el apartado b, donde refiere: La dotación de los medios, apoyos y recursos acordes a sus necesidades personales que permitan su acceso y permanencia en el sistema educativo en entornos que fomenten al máximo el desarrollo académico y social, de conformidad con el objetivo de plena inclusión.

En el año en curso se nos comunica por parte del centro, con fecha de 09-09-2019 que el horario de atención de la PTIS al alumnado del AEE queda reducido a la mitad, con el perjuicio que eso conlleva, siendo asignada la otra mitad de su horario a la supervisión y actuación directa hacia un solo alumno, escolarizado en modalidad B en el centro. Además, todo esto merma la continua atención hacia una de las alumnas del AEE, que precisa de ayudas para el desplazamiento, la alimentación, el aseo (no controla esfínteres) y otros menesteres de autonomía personal.

Por todo lo anterior solicitamos un segundo PTIS para el centro, como ya ha sido requerido, reiteradamente, por la dirección del mismo en cursos anteriores, que pudiera solventar la vulneración de los derechos de atención e inclusión de nuestros hijos/as, evitando así la segregación escolar de los mismos/as y por consiguiente su obligada reclusión en el AEE.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre