Publicidad

El próximo viernes, día 13, a las 21:30 horas, la antigua Capilla del Ave María acogerá la presentación del cartel anunciador de la Romería de Valme 2019. Una obra que ha sido creada por el artista sevillano José Cerezal. Un pintor de una reconocida trayectoria como cartelista.

Con una amplia experiencia en el ámbito de la cartelería, José Cerezal (Sevilla, 1973) es licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Sevilla, concretamente en la especialidad de Pintura. Afincado en la localidad sevillana de Valencina de la Concepción, donde tiene su taller, está dedicado a la pintura de forma profesional desde 1999. Ha expuesto su trabajo en más de una treintena de exposiciones individuales y colectivas, tanto a nivel local como nacional. Dentro de su amplia producción como cartelista destacan los de la Semana Santa de Sevilla y la Velá de Santa Ana de Triana, ambos en el año 2017. Su obra está notablemente influenciada por las escuelas impresionista y postimpresionista —en concreto, por el fauvismo y el puntillismo, a la que añade su toque personal, que abarca desde lo figurativo hasta lo abstracto.

¿Cómo recibió su designación como cartelista de la Romería de Valme 2019?
Con una gran alegría y satisfacción, además de con responsabilidad. Tenía muchas ganas de hacerlo, sobre todo, después de que en los últimos cuatro años he pintado en dos ocasiones a la Virgen de Valme por encargos particulares. No conocía esta devoción ni su romería, aunque tengo amigos nazarenos, pero a raíz de estos encargos me interesó más. Sobre todo, porque me gustó mucho la talla y su policromía para pintarla a mi estilo.

Publicidad

Tras el encargo, ¿tenía claro lo que quería hacer con su cartel?
No tenía claro lo que quería hacer. Me asesoré a través de mi amigo Juan Miguel Martín Mena, quien me dijo que mi estilo encajaría muy bien con la idiosincrasia de la romería y que me aconsejó que pintase muy bien a la Virgen y al Niño Jesús. Además, tuve mi primer contacto con la junta de gobierno, que me enseñó todo lo relativo a la Virgen y su romería. La verdad es que me quedé asombrado.

¿Esta visita le aclaró mejor las ideas de su cartel de Valme?
Me vine con muchas ideas y, en varios días, ya tuve claro en mi cabeza y en mi corazón lo que quería hacer. Empecé a mediados del mes de junio y lo he realizado con tranquilidad desde entonces. En este tiempo se han dado momentos de todo tipo: frustración, inseguridad, bloqueo, miedo, pero, al final, satisfacción al ver la obra terminada.

Mi obra será todo color. Un cartel para Dos Hermanas y su gente

¿Cómo definiría su cartel para la romería?
A todo color. Es un cartel para Dos Hermanas y para todas aquellas personas que viven y sienten la idiosincrasia de la Romería de Valme. He intentando plasmar todo lo que me transmitieron en esa primera toma de contacto y estoy muy satisfecho.

¿Qué debe tener un buen cartel anunciador de una celebración como esta?
Un buen cartel tiene que informar, anunciar algo, además de que impacte en la persona que lo vea y le dé un pellizco al corazón. Además, tiene que emocionar, como me pasó con el del Cachorro, que me dijeron que algunas personas le rezaban a mi cartel.

¿Disfrutará este año de la Romería de Valme y sus vísperas?
Aunque tengo un mes de octubre muy movido, vendré a la Romería de Valme este año y de esta forma poder vivir en primera persona lo que he pintado en mi cartel.

josé cerezal
Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre