Los hermanos Muschietti (Barbara a la producción y Andy en la dirección) concluyen su obra magna (por envergadura de producción, por extensión -más de cinco horas en total-, y por la procedencia de la historia -un libro que supera las mil páginas-) dos años después de haberla empezado por todo lo alto, dándonos un pequeño bajón. Se esperaba mucho de It Capítulo 2 de la historia de Pennywise, pero el resultado defrauda en muchos aspectos, a pesar de que la cinta también tiene elementos reseñables.

Han pasado veintisiete años desde que el «Club de los Perdedores» se enfrentara al despiadado payaso asesino. Después de aquello, Bill, Berverly, Richie, Ben, Eddie y Stanley se marcharon de Derry a la primera ocasión. El tiempo y la distancia han hecho que los recuerdos se hayan borrado de sus mentes. Pero ahora, Pennywise ha vuelto, y Mike (el único que sigue en el pueblo) les avisa para que, cumpliendo la promesa que hicieron, regresen de nuevo, para intentar acabar de una vez por todas con la maldición.

Canadá-Estados Unidos, 2019 (169′)
Título original: It Chapter Two.
Dirección: Andy Muschietti.
Producción: Roy Lee, Dan Lin, Barbara Muschietti.
Guión: Gary Dauberman, basado en la novela de Stephen King.
Fotografía: Checco Varese.
Música: Benjamin Wallfisch.
Montaje: Jason Ballantine.
Intérpretes: Jessica Chastain (Beverly Marsh), James McAvoy (Bill Denbrough), Bill Hader (Richie Tozier), Isaiah Mustafa (Mike Hanlon), Jay Ryan (Ben Hanscom), James Ransome (Eddie Kaspbrak), Andy Bean (Stanley Uris), Bill Skarsgård (Pennywise), Javier Botet (Hobo / La bruja), Xavier Dolan (Adrian Mellon).
***

El principal problema (de los varios que tiene) al que se enfrenta esta It Capítulo 2 es que su duración es a todas luces excesiva. Hay muchísimo relleno que no aporta nada (la mayoría de los flash-backs, la innecesaria narración de la búsqueda de los objetos del pasado por todos los protagonistas, que lleva la reiteración a un nuevo nivel…). Aunque gracias a ello volvemos a disfrutar de los protagonistas en su faceta adolescente (los de la primera parte, vamos), que son inmensamente superiores a los adultos, a pesar del renombre de muchos de ellos (Jessica Chastain y James McAvoy, los dos pesos pesados de la cinta, están con el piloto automático, completamente desdibujados), manteniendo prácticamente los mismos caracteres que sus personajes adolescentes, sin entrar a indagar en sus neuras, lo cual hubiera sido muy interesante. Únicamente Bill Hader mantiene el tipo con una actuación repleta de matices.

It Capítulo 2, a pesar de algún que otro momento de gran potencia (como el arranque de la película, que es también el comienzo del libro), adolece de una falta de ritmo en casi todo su metraje, es muy plana y simplona en muchos momentos, recurriendo a continuos movimientos de cámara, sustos a base de elevar el sonido, y monstruos que (a pesar del trabajo de Javier Botet) llegan a resultar caricaturescos, y que, sinceramente, terminan por hastiar. Incluso hay lagunas en el guion, elementos de la historia que quedan en el aire después de plantearse.

El resultado final no cumple las expectativas, dedicándose a repetir lo ya planteado en la primera parte, y dejando en el aire otras tramas que podrían resultar más interesante.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here