Las cuatro escuelas de verano de Unión Romaní ya han cerrado sus puertas para dar paso a un nuevo curso escolar. En esta edición, se han atendido a 129 niños y niñas en cuatro centros escolares de Infantil y Primaria, entre los que se encuentran el CEIP Ibarburu de Dos Hermanas. Una vez más, se han superado las previsiones, ya que el número de solicitudes ha sido notablemente más elevado.

Uno de los objetivos fundamentales de las Escuelas de Verano de Unión Romaní ha sido proporcionar una alimentación adecuada a los menores durante los meses de julio y agosto. Al tratarse de familias en exclusión social o riesgo de ella, se les ha garantizado un mínimo de tres comidas diarias.

Igualmente, los técnicos de la entidad han planificado y desarrollado más de 25 actividades de carácter artístico, lúdico y didáctico. Destacaron las semanas del deporte, del reciclaje y de la cultura gitana, las excursiones a piscinas y parques acuáticos y los cuentacuentos y gimkhanas, a lo que hay que unir el refuerzo educativo diario de las materias escolares.

Esta iniciativa se ha realizado en colaboración con los equipos directivos de los CEIP, los servicios sociales comunitarios de cada zona, el Ayuntamiento de Sevilla, Huelva y Dos Hermanas.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here