Publicidad

No es que nos llegue mucho cine desde la India, precisamente, a nuestras salas. La ingente producción del país es (debe ser) muy variada, aunque los elementos más conocidos son su colorido, la importante presencia de la música prácticamente en todas ellas. Cosas que aquí, en Fotografía, última película de Ritesh Batra (del que hace un par de años vimos la interesante El sentido de un final), brillan por su ausencia.

Alemania-India-Estados Unidos, 2019 (110′)
Título original: Photograph.
Escrita y dirigida por: Ritesh Batra.
Producción: Ritesh Batra, Viola Fügen, Neil Kopp, Michel Merkt, Vincent Savino, Anish Savjani, Michael Weber.
Fotografía: Tim Gillis, Ben Kutchins.
Música: Peter Raeburn.
Montaje: John F. Lyons.
Intérpretes: Nawazuddin Siddiqi (Rafi), Sanya Malhotra (Miloni), Sachin Khedekar (Kanti Bhai), Denzil Smith (Hasmukh Bhai), Brinda Trivedi (Saloni), Lubna Salim (Sheilaben), Rajesh Kumar Sharma (Fazlu Master), Shihaan Bakshi (Mohan), Akash Sinha (Banke), Seema Pravin Shende (Teller).

Rafi se gana la vida haciendo fotografía a turistas. Su abuela le presiona para que se case. Él le miente diciendo que ya está prometido. Y cuando ella le anuncia su visita, él busca y logra convencer a Miloni, una joven y melancólica estudiante a la que había hecho una foto días atrás, para que se haga pasar por su novia ante la anciana. Entre los dos se irá forjando una inesperada relación.

Publicidad

Fotografía, la cinta de Batra está cocinada a fuego lento. Muy, muy lento. Cae en tópicos que ya están más que manidos. Todo huele a naftalina, a antiguo, y en muchos momentos recibimos una invitación al bostezo. Tu fotografía es una película que quizás hubiera funcionado años atrás, pero que ahora no cuaja. Ni el ritmo, ni la historia. Ni lo que cuenta (esa cultura machista que echa para atrás a pesar de que la intenten disfrazar de romanticismo), ni el cómo se cuenta.

Hay algunos momentos estéticamente bellos. Pero es una belleza casi vacía. O más bien críptica. Desconozco si alguna escena se ha quedado en la mesa de montaje, pero es difícil de comprender lo que ocurre en la historia en algunos momentos (ni siquiera vemos qué le dice Rafi a Miloni para convencerla). Como si todo estuviera rodeado de un halo de irrealidad (lo que, extrañamente, le daría algo de ‘lógica’ a lo que está pasando). Una historia de amor en la que los amantes apenas se tocan, en la que apenas se sonríen, en la que hablan en susurros (todo el tiempo) a pesar del bullicio de la ciudad…

Hay multitud de hechos aleatorios, que no se explican, que no vemos y que tenemos que creer. Fotografía es una película inexpresiva, que da pistas vagas y argumentos débiles, como sus personajes, que parecen no preocuparse de estar engañando a una pobre anciana (la chica incluso acepta las joyas que esta le da), y que termina quedando incompleta. Dejando esa sensación de que te has perdido algo, de que no te han contado parte de la historia.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre