Manuel Espada Martín afronta a sus 68 años una nueva etapa como secretario de la asociación Dos Hermanas Solidaria, con la que está vinculado como voluntario desde hace cuatro años. Manuel ejerció durante 46 años como maestro de Electricidad y Prevención de Riesgos Laborales en el IES El Arenal, del que fue su director en dos periodos, de 1984-86 y de 1999-2007. Tras su jubilación ha decidido dedicar su tiempo a las personas más desfavorecidas.

¿Qué le impulsó a implicarse con la asociación Dos Hermanas Solidaria?
Porque fue el primer sitio al que llegué y en el que contaron conmigo de inmediato. Yo quería hacer algo por ayudar a los demás y, si eran personas desfavorecidas, mejor que mejor. Yo esperaba que iba a tener más actividad pero me he dado cuenta que la asociación no es tan conocida como pensaba, ya que hay poca demanda de lo que creo que son necesidades existentes en la ciudad.

Tras cuatro años como voluntario, acaba de entrar en la junta directiva como nueva incorporación. ¿Un paso más en su implicación?
Sí, ahora soy secretario en la junta, porque quería que mi implicación fuera mayor. Ya que, a la asociación le hace falta, además de una mayor visibilidad, más voluntarios. Además, estamos trabajando para que sea reconocida como una entidad de utilidad pública, para que las donaciones que se hagan puedan desgravarse en Hacienda y también sean beneficiosas para los socios o donantes.

¿Cuál será exactamente el papel de Manuel Espada en esta nueva junta?
Me encargo de coordinar todas las actividades que se organizan, además de llevar los trámites con las administraciones públicas y otras entidades. Ahora mismo, al estar jubilado, tengo mucho tiempo libre y, si no lo tengo, lo saco de debajo de las piedras.

¿Algún nuevo proyecto para el nuevo curso?
Queremos poner en marcha algunos talleres nuevos, como uno de reparación de pequeños electrodomésticos, para solucionar problemas en casa. Además de poner en marcha un curso de francés y relanzar el de cuero. Sin olvidar los cursos de español para inmigrantes o el de informática.

Quería hacer algo por ayudar a los demás y, si eran personas desfavorecidas, mejor

¿Alguna iniciativa para atraer nuevo voluntariado?
En septiembre queremos poner en marcha una campaña de captación, tanto para personas que quieran ejercer de monitores, impartiendo alguno de los talleres, como para ofrecer información o atender al público. El perfil es de una persona que tenga el tiempo indispensable para estar uno o dos días a la semana en la sede. Para ello, colocaremos algunas mesas informativas.

¿Cómo es el equipo con el que trabajará Manuel Espada en este nuevo mandato en la junta directiva?
La junta está integrada por tres personas jubiladas, como es mi caso, que tienen más tiempo libre y se nota. Además de otras personas, aún con ocupaciones laborales o estudiantiles, y que aportan su granito de arena. Son gente solidaria, la mayoría, de inspiración cristiana y que comparten su tiempo ayudando a los demás. Pero el equipo tiene que ser más activo para que la asociación tenga más presencia y, como mis compañeros, pondré todo mi corazón en este empeño.

¿Dos Hermanas es una ciudad solidaria?
Dos Hermanas es una ciudad solidaria, aunque he notado que la ciudadanía prefiere colaborar cuando hace falta antes que hacerse socia. Pero tienen esa predisposición. Además, el Ayuntamiento de la ciudad es más solidario que el de otros municipios y atiende las necesidades de la población. Pero siempre es necesaria la existencia de este tipo de entidades para completar su labor.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here