La Consejería de Educación y Deporte ha abierto expediente a las profesoras de la niña autista, según ha informado el consejero Javier Imbroda. Se abre por falta grave a dos maestras y una monitora escolar del Colegio Cervantes por los hechos denunciados por la familia.

Imbroda ha explicado que será el instructor del caso, que ya ha sido designado,  quien tras investigar lo sucedido catalogue la gravedad de la falta. Proponiendo entonces una sanción que puede llegar hasta la suspensión de empleo y sueldo. Javier ha hecho hincapié en que “estamos velando para que este tipo de sucesos no vuelvan a suceder en las aulas andaluzas y que el alumnado más vulnerable esté en las mejores manos”.

Posibles medidas cautelares

El director general de Profesorado y Gestión de Recursos Humanos, Juan Carlos Aunión ha asegurado que si las profesoras de la niña autista solicitaran el alta, dado que en estos momentos están de baja médica, cabe la posibilidad de que la Consejería adopte medidas cautelares.

Además, el consejero ha avanzado que, a raíz de este caso, la consejería va a analizar el sistema de atención al alumnado con necesidades educativas especiales. Porque “lo que realmente nos preocupa son los niños y jóvenes más vulnerables”, y ha añadido que “el sistema educativo andaluz está integrado por magníficos profesionales y docentes” y que se trata de un “lamentable caso puntual”.

En estos momentos los dos alumnos que permanecen en el aula específica del centro están siendo atendidos por una maestra de Pedagogía Terapéutica y una monitora de apoyo a la integración.

Según publicaba ABC , la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 3 de Dos Hermanas ha admitido a trámite la querella. Fue presentada por los padres de la niña con autismo por presuntas vejaciones y ha citado a las profesoras a declarar el próximo día 28 de junio.

Admitida a trámite la denuncia

Una denuncia interpuesta cuando los padres apreciaron que la menor,
que padece un Trastorno Generalizado del Desarrollo con Trastorno del Espectro Autista (TEA), Trastorno Específico del Lenguaje (TEL) y epilepsia sufrió dos crisis epilépticas en poco tiempo. Además de desarrollar conductas autolesivas desconocidas hasta la fecha con importantes y habituales mordeduras en las manos. Una situación que aumentaba cuando iba al colegio y dejaba de evidenciarse cuando llegaba el fin de semana.

A pesar de que las profesoras de la niña autista explicaron a los padres que no habían notado nada extraño en la menor, el pasado día 22 de abril los progenitores llevaron a la niña a clase con una grabadora en la mochila. En sus seis horas de grabación, según la denuncia, se escuchan gritos de las empleadas con frases vejatorias hacia la niña.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here