Publicidad

Desde los Tartessos, según excavaciones y estudios del subsuelo dan a entender, parcialmente, que el origen de Sevilla se remonta a unos 3.000 años.

De siglos posteriores hay evidentes muestras, habiendo sido una ciudad por la que diversas civilizaciones y pueblos han dejado su natural impronta, siendo los principales: Tartessos, Romanos, Visigodos, Musulmanes y Cristianos.

Aún hoy, además de documentos y restos arqueológicos, podemos percibir en edificios y calles parte de esta historia. Personajes como Hércules, Julio Cesar, Al´mutamid, San Fernando, Pedro el Justiciero, Velázquez, Murillo o el mismísimo Gustavo Adolfo Bécquer, siguen vivos en la memoria colectiva a través de las leyendas, engrandeciendo su imagen en el mundo de ciudad romántica y universal.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre