Ayer noche se puso fin a la fiesta de primavera por excelencia en Dos Hermanas, en la que se recupera la tarde-noche de la Feria de Mayo. La edición 2019 ha estado marcada por la normalidad en su desarrollo y por una gran afluencia de público.

Este es el balance que se hace desde la Delegación de Cultura y Fiestas, cuya delegada, Rosario Sánchez, quien aseguraba que «el público ha optado por venir a la feria de noche, estando el recinto ferial al 100 por cien a partir de las 19:00 horas».

El jueves festivo, un acierto

Alargándose, incluso, «las noches de celebración en Vistazul», apostillaba. Sobre todo la Noche del Pescaíto, al ser este año el jueves de feria festivo, otros de los aciertos de esta edición para la delegación, ya que «se han mostrado contento los feriantes».

Otra de las novedades de esta edición ha sido las dos horas sin ruido en la zona de atracciones para los niños y niñas con trastorno del espectro autista. La tarde del viernes se quitó el hilo musical de esta zona y se intentó minimizar el ruido de las atracciones, por lo que, explicaba Rosario Sánchez, «la acogida ha sido estupenda».

Como la del Paseo de los Turrones, que se recuperaba esta feria tras las obras del tanque de tormentas de Emasesa, y que mostraba un aspecto más diáfano y cómodo para el paseo de las personas feriantes. Estrenando, además, una iluminación más moderna.

Sin incidencias destacadas

En lo que a seguridad se refiere, la Feria de Mayo 2019 ha estado marcada por la normalidad, sin incidentes destacados. Así lo ha confirmado el delegado de Movilidad y Limpieza Urbana, Antonio Morán Sánchez. Quien ha afirmado que, incluso, «se han dado menos incidentes que en la pasada edición».

Mucho público por las calles de la feria, sobre todo la noche del sábado, en esta edición en la que se recupera la tarde-noche de la Feria de Mayo. Pero no se han registrado incidencias de interés, incluso en esas casetas de una mayor concentración de público joven.

Como ya es tradicional, el castillo de fuegos artificiales ponía el broche de oro a una celebración en la que se recupera la tarde-noche de la Feria de Mayo. Un espectáculo de unos 15 minutos de duración y con un final apoteósico, que concluyó con el aplauso y la ovación del público. Además, como novedad, la iluminación de la feria se mantuvo encendida, dando más vistosidad al momento.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here