Ganadora del premio al mejor director en el Festival de Venecia y de cuatro Cesars franceses, la última obra de Jacques Audiard, Los hermanos Sisters, demuestra que, si bien el género del western hace mucho que dejó de tener la importancia que tenía allá por mediados del siglo pasado (por entonces se superaba sobradamente la centena de producciones anuales, y ahora escasamente se pasa de la decena) en los últimos años estamos asistiendo a un grupo de películas ciertamente interesantes, cuando no cerca de lo magistral. Un ejemplo más es esta Los hermanos Sisters, que resulta un absoluto deleite, y en la que los temas habituales del género se tratan de un modo distinto.

En plena fiebre del oro, unos Estados Unidos salvaje y con una naturaleza apabullante, los hermanos Eli y Charlie Sisters son unos sicarios sin escrúpulos que viajan por el país cumpliendo las órdenes del Comodoro. Su última misión es encontrar y matar a un buscador de oro que parece tener un método infalible para hacerse rico. Así, se embarcan en un viaje cruzando el país, un viaje que pondrá a prueba el vínculo entre los dos hermanos.

Francia-España-Rumania-Bélgica-Estados Unidos, 2018 (122′)
Título original: The Sisters Brothers.
Dirección: Jacques Audiard.
Producción: Pascal Caucheteux, Michael de Luca, Alison Dickey, Michel Merkt, John C. Reilly.
Guión: Jacques Audiard, Thomas Bidegain, basado en el libro de Patrick DeWitt.
Fotografía: Benoît Debie.
Música: Alexandre Desplat.
Montaje: Juiette Welfling.
Intérpretes: John C. Reilly (Eli Sisters), Joaquin Phoenix (Charlie Sisters), Jake Gyllenhaal (John Morris), Riz Ahmed (Hermann Kermit Warm), Rebecca Root (Mayfield), Rutger Hauer (El Comodoro).

Audiard recurre a los elementos comunes del género: vemos largas cabalgadas por praderas casi desérticas, tiroteos (quizás más sangrientos de lo habitual) y peleas de bar, borracheras, ciudades en medio de la nada, pero el director parece preocuparse más por otros elementos, como descubrir el placer de lavarse los dientes.

Con tres tramas que transcurren paralelas (la de los hermanos protagonistas, la del buscador de oro y John, un detective privado que le persigue a escondidas, y la del Comodoro, que ocurre casi en su totalidad fuera de plano, y de la que podemos conocer a través de los comentarios de los demás), la historia refleja los devaneos existenciales de los protagonistas. Saben que tienen las manos manchadas de sangre, que han hecho mucho daño, pero o son incapaces de cambiar o creen que el camino para cambiar de vida e iniciar un nuevo sueño más relajado, pasa por esa especie de calvario iniciático.

Un trabajo actoral impecable, una fotografía magnífica y una banda sonora que roza lo excelso, en una película que habla de la culpa, del miedo, de la ambición y de la búsqueda de cierta redención. Los hermanos Sisters resalta también por el retrato que hace del amor fraternal y de la tristeza del hombre en un mundo salvaje al que no le ve sentido.

Más críticas en: https://happyphantomblog.wordpress.com.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here