VENGADORES: ENDGAME

Han sido necesarias veintiuna películas para que el Universo Marvel llegue hasta aquí, para alcanzar este punto culminante, este cenit con el que se cierran todas y cada una de las tramas iniciadas en todas las cintas anteriores. Vengadores: Endgame cierra de modo (casi) perfecto una historia impresionante que emocionará a los fans hasta límites insospechados. Un no profano en el tema también podrá disfrutar, por supuesto, pero habrá detalles que se le escapen, y el goce (evidentemente) no será el mismo.

La anterior entrega de Vengadores (quizás más redonda que esta) había dejado el listón muy alto, y nos había dejado a todos absolutamente destrozados. Aquel chasquido de dedos del ‘malvado’ titán Thanos con el guantelete del infinito que (con sus motivaciones) había eliminado de un plumazo a la mitad de los seres vivos de la galaxia había causado devastación. Ahora, tiempo después, los Vengadores supervivientes tratarán de reunirse para encontrar un modo de restaurar el orden en el universo y revertir estos terribles hechos.

Estados Unidos, 2019 (181′)
Dirección: Anthony Russo, Joe Russo.
Producción: Kevin Feige.
Guión: Christopher Markus, Stephen McFeely, basado en los cómics de Stan Lee y Jack Kirby.
Fotografía: Trent Opaloch.
Música: Alan Silvestri.
Montaje: Jeffrey Ford, Matthew Schmidt.
Intérpretes: Robert Downey Jr (Iron Man), Chris Evans (Capitán América), Mark Ruffalo (Hulk), Chris Hemsworth (Thor), Scarlett Johansson (Viuda Negra), Jeremy Renner (Ojo de Halcón), Don Cheadle (Máquina de Guerra), Paul Rudd (Ant-Man), Benedict Cumberbatch (Doctor Strange), Chadwick Boseman (Black Panther), Brie Larson (Capitana Marvel), Tom Holland (Spider-Man), Karen Gillan (Nebula), Zoe Saldana (Gamora), Evangeline Lilly (Avispa), Tessa Thompson (Valkiria), Rene Russo (Frigga), Elizabeth Olsen (Scarlet Witch), Anthony Mackie (Falcon), Sebastian Stan (Soldado de Invierno), Tom Hiddleston (Loki), Danai Gurira (Okoye), Benedict Wong (Wong), Pom Klementief (Mantis), Dave Bautista (Drax), Letitia Wright (Shuri), Tilda Swinton (La Anciana), Haykey Atwell (Peggy Carter), Natalie Portman (Jane Foster).

Es una tarea muy difícil comentar esta película, una cinta en la que pasan tantísimas cosas y a tantos niveles, sin desvelar nada de importancia que destripe detalles importantes a aquellos que aún no la han visto. Así que trataremos de contar lo fundamental contando generalidades.

A pesar de los momentos difíciles y duros que viven los supervivientes de aquel acto de Thanos que sacrificó lo que más quería por una causa que veía como justa y necesaria, Endgame tiene también muchos momentos cómicos. Algunos más logrados que otros. La mayor parte de ellos, por supuesto, protagonizados por Rocket, pero también algunos por Thor. Hay muchos momentos de acción, muchas batallas (épica y gloriosa la principal de todas, el culmen al que todo se dirige). Y también hay muchos en los que llorar a mares.

Una película brillante, pero no perfecta, en la que todas las tramas iniciadas en las veintiuna películas anteriores se cierran, en la que todos los protagonistas tienen su pequeño (o no tanto) momento de gloria. Ello provoca que la cinta se vaya más allá de las tres horas (que se podrían haber reducido un poco sin que se perdiera absolutamente nada). Sorprende en el lado positivo, que el mayor protagonismo recaiga en los vengadores originales, y (es consecuencia de lo mismo) la poca participación de quien se esperaba bastante más (dejémoslo ahí). Eso sí, todo desemboca en un final emotivo y tierno que resulta el remate perfecto a una historia que nos ha tenido enganchados durante años y a la que ahora vamos a echar de menos.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here