No es lo mismo un Viernes Santo de Amargura que un Viernes Santo amargo como el que se vivió esta Semana Santa en la barriada de la Costa del Sol. Tras una madrugada plena de Gran Poder, las predicciones no eran nada halagüeña para esa tarde y finalmente se cumplieron los presagios.

La tarde del Viernes Santo se presentaba inestable y los partes de la Agencia Estatal de Meteorología hablaban de un riesgo de lluvia del 80 por ciento entre las 17:00 y las 20:00 horas y del 60 hasta las 22:00. A partir de este momento, descendía, aunque no desaparecía completamente la amenaza de lluvia.

Poco antes de las 18:00, hora prevista para su salida y ante una plaza en la que nunca faltó el público expectante, la junta de gobierno se reunía para analizar los últimos partes y tomar una decisión. Ésta estaba clara, la cofradía no se ponía en la calle, dejando a su barrio sin su Virgen y a Dos Hermanas sin su Amargura.

La desolación fue patente entre el numeroso público que aguardaba en la plaza que lleva su nombre, la de la Virgen de la Amargura, pero también entre los hermanos y hermanas que abandonaban la casa hermandad tras el anuncio de la suspensión.

Tras la apertura de puertas de la capilla, el pueblo al que no había acudido esa tarde la Amargura se acercó a ella para acompañarla en el dolor por la muerte de su hijo, ya descendido de la cruz.

El Domingo de Resurrección la cofradía tuvo un gesto con estas personas que se acercaron a su templo, regalándoles uno de los claveles del monte Calvario de su paso procesional.

Pregonero de Glorias
El próximo viernes, día 26, a las 20:30 horas, tendrá lugar en la Capilla de Amargura y ante los sagrados Titulares, Santa Misa de Acción de Gracias. Durante el transcurso de la misma, serán entregadas las pastas al pregonero de las Glorias de María, Jesús Manuel Linero Candil.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here