La rica gastronomía siempre es un buen motivo para reunirse y eso es lo que ha movido a un grupo de amigos para que desde hace tres años celebre en Cuaresma su particular exaltación de la torrija.

Ésta tuvo lugar el pasado Viernes de Dolores por la mañana, cuando el grupo de Los Letrados, integrado por Antonio Murube, Juan Domínguez y Rafael Salguero, con algunos amigos e invitados, se dieron cita en el Café Bar Portillo.

Las torrijas corrieron a cargo de la Dulcería El Petardo, que no es otro que el propio Juan Domínguez, quien preparó cuatro modalidades. No podían faltar, como él mismo explicó, “las clásicas de vino y leche”, además de dos nuevas, “una de natilla y otra de pan con chocolate”.

Aunque, como comenta el cocinero, “las torrijas no dejan de ser pan mojado y aromatizado, rebozado para su fritura, con azúcar, canela y miel”. En total, 24 unidades de cada una, además de incorporar un dulce típico de otra comunidad autónoma, en esta ocasión, Asturias, con sus casadielles.

Al sentarse en pleno centro de la ciudad con su exaltación de la torrija no es extraño que algunas de las personas que pasasen por allí, terminaran probado.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here