Con las localidades agotadas, mañana jueves, día 7, a las 21:00 horas, Lola Herrera estará en el teatro municipal con la obra de teatro Cinco horas con Mario. Una cita cultural, en el marco de los actos del Día de la Mujer, que organiza la Delegación de Cultura y Fiestas.

Cuando una obra como Cinco horas con Mario vuelve a los escenarios 40 años más tarde y sigue triunfando, ¿estamos ante un claro ejemplo de la universalidad y atemporalidad de algunos clásicos de la literatura?

Es clásico totalmente. Sus páginas están escritas de maravilla, como si Miguel Delibes hubiese levantado acta de una etapa del país. Por lo que da gusto poder pasearse por ellas y para el público está siendo un regalo.
Pugna de lo liberal y lo conservador, la soledad, la incomunicación…

¿Preocupa que dos España tan distantes, la del Delibes de los 60 y la actual, se sientan aquejadas por los mismos problemas o preocupaciones?

Viendo la obra te das cuenta de cómo estaba la sociedad y la mujer, descubres a la España de la época por las referencias que hace la protagonista y que es aplicable a la situación de esa mujer que no era nada. Pero se habla de todo, como los sentimientos de ellos, de la pareja, la soledad… Tiene una gran cantidad de ingredientes.

Las mujeres debemos agradecer a Delibes que escribiera este texto

La representación en Dos Hermanas se enmarca en los actos del Día de la Mujer. ¿Qué puede aportar esta obra a esta celebración?

Puede aportar mucho al 8 de marzo, aunque dicen que mujeres como las de la obra no existen. Pero estamos viendo actualmente algunas que conectan con ese mundo que refleja Delibes, que te llevan a esa historia y da escalofríos. Yo este año pasaré el 8 de marzo en Sevilla y estaré encantada de salir a la calle con todas las mujeres, ya que este año será más apoteósico que el anterior. Normalmente, salgo en Madrid con mi hija del brazo, pero como no estoy allí…

¿Cómo ha sido ese reencuentro sobre el escenario con el personaje de Carmen Sotillo? ¿Ha cambiado en algo desde que la dejó aparcada en camerinos?

Las personas y el mundo cambian. Y cuando miras a un personaje de nuevo descubres cosas. En todos estos años he hecho a muchas Cármenes Sotillo, aunque la obra sea la misma, ya que buscas y encuentras nuevos aspectos y el personaje se hace más rico. Ahora hemos llegado a la esencia de la obra.
Leyendo algunas críticas de la obra resaltan algunos calificativos como “perfección”, “actriz insuperable” o “actriz tocada por los dioses”.

¿Acostumbrada ya después de tantos años de escenarios a las buenas críticas y los halagos por su trabajo?

Las críticas, si son buenas, son mejores, claro. Pero la mejor crítica viene de la aprobación del público que está llenando los teatros en esta gira. Mucha gente que la ha visto en diferentes etapas y hay, incluso, una cadena de mujeres, en las que ha venido la abuela, la madre y ahora la nieta. La recomiendan familiarmente, por lo que todos, sobre todo las mujeres, debemos agradecer a Miguel Delibes que escribiera este texto para poder disfrutar de él y hacer recordar a esa gente que olvida.

¿Qué recuerdos guarda del teatro municipal de Dos Hermanas?

Muy buenos, ya que me he sentido siempre bien sobre sus tablas. Con tal de que el público esté cómodo y haya una oscuridad desde el escenario, es perfecto para mi entrega en cada obra.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here