BSR Vistazul consiguió este sábado una gran victoria ante el Club Adaptado Bahía de Cádiz. Venció por 66 a 60 en un disputadísimo partido lleno de incertidumbre en el marcador y que se resolvió en los instantes finales. De esta forma, el BSR Vistazul logra salir del descenso directo de Primera Nacional de Balocesto en Silla de Ruedas.

El encuentro, celebrado en el Pabellón Pepe Ot de Dos Hermanas, no defraudó a los asistentes. La igualdad era patente desde el inicio por parte de ambos contendientes. Si los locales nada más comenzar endosaban un 6-2, los visitantes le respondían a los pocos minutos y ponían un 7-8 en el electrónico.

De repente, los últimos cinco minutos del primer cuarto fueron el momento del despegue de los sevillanos. Con una aguerrida defensa y un buen acierto en ataque provocaron las dudas de los gaditanos, que veían impotentes como recibían un parcial de 14-6.

Con 21-14 se iniciaba el segundo cuarto y los visitantes eran incapaces de frenar las acometidas de un conjunto local, que adquiría las máximas diferencias del choque (39-25 al descanso).

El paso por los vestuarios no le sentó nada bien al BSR Vistazul. CDA Bahía de Cádiz, consciente de lo que se jugaba, se aplicó en tareas defensivas provocando rápidas transiciones que acababan en canastas fáciles. Los nazarenos veían como el trabajo hecho hasta entonces se difuminaba.

Faltaban diez minutos y el resultado era de 51-48, sesenta segundos después era de 51-51 y con todo por decidir. La dinámica era totalmente distinta para unos y otros. Los isleños más cerca de la remontada que nunca y los nazarenos temían que una derrota los hundiera en la clasificación.

Hay estados de ánimo que fluctúan dentro del tiempo reglamentario y eso pasó en Dos Hermanas. Quizás tuvo la culpa un triple sobre el límite de la posesión del jugador local Fernando Valderrama cuando estaba empate el choque o quizás no.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here