Las obras del nuevo tanque de tormenta se encuentran al 90 por ciento de su ejecución. La idea de la Emasesa es que el depósito de detención de aguas pluviales y colectores esté listo en un par de meses.

El alcalde de Dos Hermanas, Francisco Toscano, junto con el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop, han supervisado este viernes a media mañana el estado actual de las obras de ejecución en la explanada del recinto ferial, junto a la estación de bombeo de la calle Miguel Fleta.

El depósito tiene unas dimensiones de 128 metros de largo y 51 de ancho, contando con una capacidad total de 35.000 metros cúbicos de agua, equivalente a 14 piscinas olímpicas. El tanque cuenta con una entrada de agua en la esquina del recinto y está organizado dos vasos independientes de 17.000 metros.

Dos vasos independientes

La idea, según han explicado desde Emasesa, es que se utilice uno de los vasos y, en caso de necesidad, el otro. Para ello, están separados por un muro y unas compuertas, que se pueden abrir cuando sea necesario. A este tanque llegará el agua de la red de saneamiento, en caso de fuertes episodios de lluvia, para devolver posteriormente a las misma redes.

Una vez vacío, el tanque se limpia mediante volteadores con agua que arrastra la suciedad. Para ello el sistema cuenta con depósito e instalación de bombeo para suministrar agua al sistema de limpieza

La previsión es que las obras estén terminadas a finales del mes de marzo. Ya que, sólo resta la construcción del edificio de control, que centraliza la actividad, así como la urbanización del espacio que quedará como una superficie de hormigón. En ella se ubicará de nuevo el aparcamiento de la feria y la calle de los puestos. Contemplándose en un futuro dos pistas polideportivas.

dav
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here