Publicidad

Gran Hipódromo de Andalucía ofreció este domingo una nueva jornada de carreras de caballos en la temporada hípica invernal en Dos Hermanas. En ella Hipodamo de Mileto demostró por qué es el mejor caballo de España.

Comenzó la cita con la celebración del Premio Puerta de Tierra repartiendo 7.000 euros en premios entre los siete participantes que se batieron la bolsa en los 2.200 metros de distancia. Ganó Jaime Gelabert a lomos de Onix Azul, el cinco años de la cuadra Roberto Cocheteux que cerró la prueba sin sorpresas. Lo hizo por delante de My Man Charlie de Anjos Selvagens y Fast Mood.

Larga distancia de nuevo para ocho en el partant del Premio Sacromonte (hándicap dividido 1ª parte), sobre los 2.000 metros de arena que llamó a cajones al de los colores Maia Lidador. Se puso picante la prueba con Rischiatutto, que hizo sumar al luso Ricardo Sousa, de vuelta a la competición tras las dos jornadas de sanción. Completando la foto Oregón y Ozarkblue. Se esperaba más de Barenton.

Ecuador de la jornada

Publicidad

El Premio Archivo General de Indias (hándicap dividido 2ª parte) marcó el ecuador de una soleada reunión en los 2.000 metros de cuerda. Volvía a brillar el ejemplar de Patrizia Rosanna Testa Faschionata, que demuestra tener gusto por la arena nazarena y que no acusó los metros de más en la distancia. My Ferloma, pupila de Hugo Oliveira supo mantener la segunda posición y María Brava, muy activa en ventanillas de pronósticos, cerró el trío.

El Premio Lototurf repartió 8.750 euros en la carrera velocista de la reunión (1.300 metros). Complicado pronóstico por la valía de los oponentes de tres años. Dinas Powys figuraba como favorita y confirmó. El ejemplar de San Julio Stylbons reapareció justificando su potencial en una escala cómoda. En la sorpresa apareció Orbayo, con la fusta del checo Janacek, muy concentrado durante toda la jornada. Se estrenaba el de Las Águilas en la arena del Gran Hipódromo de Andalucía sumando bolsa.

Cerró la primera reunión de febrero el Premio Stayers, reservado a cinco ejemplares sobre los 2.700 metros y cinco desde cajones. Volvía el todopoderoso Hipodamo de Mileto, que demostró por qué es el mejor caballo de España. Fácil, con las manos de su jinete Cadel sobre la cruz, persiguió hasta la recta a Right Connection que siendo un ejemplar sin igual, parecía de otra escala al lado del ejemplar preparado por José Calderón.

Tremendo lo de Hipodamo de Mileto: tienen que verlo. Faltan calificativos para el de Nanina que aunque no está más que al sesenta por ciento de su potencial bate a sus oponentes sin sensación alguna de esfuerzo. Tras el siete años de la cuadra Laberinto, el resto del lote a bastante distancia con Sancho, cerrando la foto del trío.


Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre