JAULAS

Película marciana donde las haya, el debú del sevillano Nicolás Pacheco es una cinta extraña, inclasificable, que va cambiando de género continuamente, y que (con sus peros y sus carencias, que también las tiene) deja un muy buen sabor de boca, sobre todo por unas interpretaciones potentes, una puesta en escena que tiene grandes logros, una banda sonora magnífica (y muy curiosa)…

Inspirada (en su comienzo) por los hechos reales ocurridos en la barriada hispalense de Los Bermejales hace casi quince años, cuando el gobierno local pagara una ‘jugosa’ cantidad económica a las familias que vivían en un asentamiento chabolista para que dejaran el lugar y poder construir con evidentes intereses especulativos.

Así arranca Jaulas, en un asentamiento anclado en el tiempo en el que sus habitantes dedican horas y dinero en competiciones en las que varios hombres realizan cantos de pájaros, cuando el ayuntamiento consigue convencer a los cabecillas de que se vayan de allí (cuantiosa cantidad económica mediante). Concha y su hija Adela, hartas del mal trato que reciben de su marido y padre, de estar encerradas en vida, deciden escapar arriesgándolo todo, en busca de la libertad.

España, 2018 (96′)
Escrita y dirigida por: Nicolás Pacheco.
Producción: Antonio P. Pérez.
Fotografía: Alejandro Espadero.
Música: Pablo Cervantes.
Montaje: Ana Álvarez Ossorio.
Intérpretes: Estefanía de los Santos (Concha), Marta Gavilán (Adela), Belén Ponce de León (Rosa), Manuel Cañadas (Antoñito), Stefan Mihai (Vasile), Antonio Estrada (Canario), Antonio Dechent (Fermín), Manuel Tallafé (Casino), Manolo Caro (Platillo), Mila Fernández (Palomita), Carlos Tirado (Bienvenido).

Pacheco debuta con un trabajo notable, que se mueve entre el costumbrismo (arranca con un tono folclórico que recuerda al cine de Kusturica), el drama, la comedia, el romance, un poco de thriller, de road movie, algo de tragedia… El arranque hace temer lo peor, pero poco a poco va ganando en interés, con algún altibajo (sobre todo en su resolución, algo convencional y débil), e incluso consigue unos resultados más que aceptables para ser una primera película, pequeña además.

Cinta de mensaje eminentemente feminista, Jaulas habla de la falta de libertad, de las cárceles invisibles que suponen las relaciones tóxicas a las que muchas mujeres se ven sometidas. Hay otras tramas paralelas que complementan la historia principal, y que nos regala interpretaciones magníficas como la siempre solvente presencia de Antonio Dechent o Manolo Caro, aparte de la protagonista principal, una fantástica Estefanía de los Santos.

Una historia que se podría desarrollar en un lugar cualquiera, en un tiempo cualquiera, porque habla de emociones universales. Notable debú con una película que, no obstante sus imperfecciones, tiene también numerosos logros.

Más críticas aquí .

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here