El Centro Municipal, Acuático y Deportivo de Montequinto reabrió el pasado lunes sus puertas, tras las obras de mejora llevadas a cabo por la Delegación de Deportes, con cargo al superávit del ayuntamiento de 2017. Según ha explicado el delegado, Francisco Toscano Rodero, con una inversión de 217.000 euros, han sido dos las grandes actuaciones.

Por una parte, se ha actuado en la cubierta, que se “ha desmontado y procedido al saneamiento de la estructura de madera y tratamiento con pintura especial”. La cubierta, prosigue, consta de “una doble piel, estructura interna y otra externa impermeabilizante”. La parte interna, explicaba el delegado, “ha recibido un tratamiento especial para ambientes húmedos y protección de los productos de la piscina”.

Por otra, se ha actuado en la climatización, ya que “existía ambiente de humedad”. Para ello, se han sustituido las máquinas deshumectadoras y se ha instalado una nueva máquina de climatización. Además de mejorar el sistema de presión, la eficiencia y los sistemas difusores.

La principal ventaja, aclaraba Toscano Rodero, es que “el seguimiento de temperaturas se hará a través de dispositivos móviles, agilizando el trabajo y la capacidad de reacción”.

Aprovechado el cierre de la piscina para esta actuación, la delegación ha incorporado climatización en la zona fitness, mientras que en los vestuarios femeninos se ha cambiado el sistema de pendiente y acumulación de agua.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre