El Ministerio de Fomento ha comenzado las actuaciones necesarias para garantizar que la prestación del servicio viario en las autopistas, cuya concesión acaba entre este ejercicio y 2019, se realiza en condiciones óptimas para los usuarios, una vez que se elimine el peaje.

Así lo anunció el pasado día 12, José Luis Ábalos en su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados. Ábalos adelantó que el Gobierno tiene previsto liberar en esta legislatura los peajes de las autopistas cuya concesión finalicen en este periodo: la autopista AP-1 Burgos-Armiñón, cuyo periodo concesional finaliza el día 30 de noviembre de 2018, así como las autopistas AP-7 Tarragona-Alicante y AP-4 Sevilla-Cádiz, cuyo periodo concesional finaliza el día 31 de diciembre de 2019.

Con el objetivo de mejorar la planificación y desarrollo de las citadas actuaciones, el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Pedro Saura, ha remitido cartas a los responsables de los Gobiernos Autonómicos en las Comunidades por los que discurren estos tramos de autopistas, es decir Cataluña, Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla León, así como a la Diputación Foral de Álava, para impulsar la creación de grupos de trabajo que permitan canalizar las peticiones y necesidades que se transmitan desde el territorio.

autopista de peaje AP-4 cádiz

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here