Publicidad

Alas 9:00 horas de ayer martes se derrumbaba parte del techo del salón de uno de los pisos de los bloques de Quintillo.

Los hechos ocurrían en la tercera planta del número 65 de la calle Codorniz sin que hubiera que lamentar daños personales, ya que, los inquilinos, una mujer embarazada y su madre, no se encontraban en el salón en ese momento, y el esposa había salido a tomar un café.

Así lo explica el delegado de Movilidad y Limpieza Urbana, Antonio Morán Sánchez, quien asegura que el Ayuntamiento ha estado desde el primer momento con sus propietarios. Los bomberos decretaron el desalojo de los cuatro pisos de la planta, aunque uno estaba deshabitado, así como uno de la segunda, el de debajo el inmueble afectado.

Publicidad

Mientras que el arquitecto municipal evalua los daños, el consistorio, según el concejal, ofreció a las familias la posibilidad de realojarlos en hostales y hoteles, acogiéndose a esta opción una de las afectadas. En caso de necesidad, también está preparado el albergue municipal.l.

Desprendimiento del techo de un piso de Quintillo

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre