Con un sol de justicia y unas temperaturas considerables, que también son propias de la primavera sevillana y su Semana Santa, se ponía este Martes Santo en la calle la Hermandad de Pasión. Una jornada marcada especialmente en el calendario de su barrio, Las Portadas, que vive en este día una de las citas más importantes del año.
Mucho público en una salida sencilla, pero con elegancia, en la que los sones musicales se van concatenando mientras los titulares de esta cofradía, el Cristo de Pasión y Nuestra Señora del Amparo, dan sus primeros pasos coloreados por los rayos de sol de la tarde.
Martes Santo Hermandad de PasiónCon claveles y rosas rojas sobre su canasto de caoba, el nazareno de Álvarez Duarte, con sus potencias doradas recién restauradas, volvía a concentrar todas las miradas a los sones de la Agrupación Musical Ntra. Señora de la Estrella. Túnica morada y mirada perdida, mientras caminaba sin descanso por las calles de su barrio.

Le seguía su madre, Ntra. Sra. del Amparo, originalmente engalanada por un elegante exorno floral blanco. El palio de maya, por el que se colaba la luz solar, dorando el rostro de la Imagen, se puso en la calle a los sones de la marcha Costaleros de la Virgen del Amparo, interpretada por la Banda de Santa Ana.

Martes Santo Hermandad de Pasión

Con mecidas puntuales a las puertas de su templo, la dolorosa se dejó querer entre su gente, que no dudaba en romper en aplausos cada vez que las “campanitas” de la banda animaban las mecidas.

Sin cambios en su itinerario, al cierre de esta edición la cofradía procesionaba por las calles de Dos Hermanas.

Ayudando a la familia
El paso de palio de la Virgen del Amparo lució entre su candelería este Martes Santo un cirio votivo con una inscripción en el que se podía leer “Ayudando a la Familia”, uno de los lemas de la Iglesia.

Martes Santo Hermandad de Pasión

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here