Publicidad

El pleno municipal del Ayuntamiento de Dos Hermanas ha aprobado por unanimidad de todos los grupos políticos la puesta en marcha de un reglamento que vele por la fiscalización de las cuentas de los grupos municipales. Ha sido a propuesta del grupo municipal del Partido Popular, como un complemento de la Ley de Base de Régimen Local.

Y es que, hasta la fecha, la única fiscalización que lleva a cabo el interventor del consistorio se basa en los términos aprobados en el presupuesto, con una declaración de responsabilidad que cada grupo municipal presenta al finalizar el ejercicio. Pero no se dice nada al respecto en la normativa.

Por lo que se acordará en comisión informativa de Hacienda los aspectos que debe recoger este reglamento, como el procedimiento que se debe seguir para la citada fiscalización o a qué se pueden destinar los fondos o asignaciones de los grupos políticos. Ya que, como explicó el concejal de Izquierda Unida, Fran García Parejo, «la ley es muy ambigua y deja claro lo que no se puede hacer pero no aclara mucho lo que si se pude».

Publicidad

Una moción que ha generado un intenso debate y también uno de los momentos más bochornosos de la sesión, gracias a un nuevo enfrentamiento entre el concejal del PP, Luis Alberto Paniagua, y la que fuera su compañera y cabeza de lista en las pasadas Elecciones Muncipales, Cristina Alonso, ahora como concejal no adscrita.

Y es que Alonso definió esta moción «como un lavado de cara«, tras las informaciones aparecidas en presas sobre posibles irregularidades en los gastos del grupo municipal del Partido Popular».  Por ello, la otra concejala no adscrita, Estrella Guzmán, se mostró partidaria de un nuevo reglamento, «para no cometer errores al respecto», pero no estaba muy conforme en que  «lo que se haya hecho con anterioridad a este reglamento quede exento de responsabilidad«.

A esta sesión plenaria, Cristina Alonso también presentaba una moción similar, solicitando la fiscalización municipal de las asignaciones a los grupos políticos, que retiró durante el debate a la espera de que se ponga en marcha el nuevo reglamento.

Reinversión del superávit

La que sí vio la luz fue la moción de la no adscrita Estrella Guzmán para solicitar al Gobierno de la Nación que incluya en el decreto-ley que prepara que también se permita el uso del superávit presupuestario de las corporaciones locales a inversiones y políticas de empleo y de fortalecimiento del estado del bienestar.

A los técnicos del Ayuntamiento se pasarán las medidas planteadas por el grupo municipal de Sí se puede para la aplicación de la nueva Ley de Contrato del Sector Público. Como la reserva mínima del 20% a centros especiales de empleo de iniciativa social, a empresas de inserción y a programas de empleo protegidos o que se facilite la participación de las PYMES en las licitaciones. Así como la creación de una unidad de seguimiento que guíe todo proceso de redacción de pliegos, licitación, adjudicación y seguimiento de contratos, entre otras.

También salió adelante la moción de Izquierda Unida sobre el profesorado interino, solicitando la negociación de un plan de estabilidad y que la Junta de Andalucía amplíe a oferta de empleo público. La que no se aprobó, debido a que ya se está llevando a cabo,  fue la moción de Ciudadanos solicitando más medios, espacios y formación para propiciar el acercamiento de las entidades sociales a las nuevas tecnologías.

Todos los grupos apoyaron, como declaración conjunta, la moción del PSOE mostrando su apoyo a la ONG Proemaid por la labor humanitaria que realizan, sobre todo,con las personas refugiadas.

Pleno ordinario del mes de marzo ayuntamiento

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre