El C.W. Dos Hermanas ha logrado un valioso empate en la decimosexta jornada de Primera Nacional masculina de waterpolo tras empatar ante el C.N. Rubí catalán a 16 goles, resultado que le permite mantener sus opciones de permanencia.

El equipo sevillano, penúltimo clasificado, ha sido capaz de arrancarle un punto al segundo clasificado de la categoría de plata para recuperar la senda positiva de resultados en lucha por la salvación.

En un choque de ida y vuelta, el conjunto nazareno ha rescatado un punto ante un rival llamado a día de hoy a luchar por el ascenso a la máxima categoría en un partido de ida y vuelta. De hecho, y a pesar de los cinco tantos de José Antonio Millán, máximo artillero del encuentro con cinco tantos, los locales mandaron de inicio en el marcador del Centro Acuático del barrio de Montequinto (5-4 al final del primer cuarto) pero se vieron obligados a remontar desde el segundo acto, saldado con un parcial visitante de 2-4 (7-8).

Tras el descanso, aunque la inercia invitaba a un nuevo tropiezo del Dos Hermanas, que se vio por dos veces tres goles por debajo (7-10 y 9-12), el tesón nazareno acababa por reportar la renta mínima en la lucha por la salvación. Así, del 11-12 con el que se iniciaban los últimos ocho minutos y reaccionando al 12-15 catalán, los de ‘Jota’ Murube tiraban de orgullo hasta lograr las tablas definitivas.

José Antonio Millán y Adrián Rodríguez del Waterpolo Dos Hermanas

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre