Publicidad

Cada año ponemos a cero el contador de mujeres asesinadas por violencia de género en España. Hoy queremos romper con esa lógica de borrón y cuenta nueva y recordar una cifra total, como se hace con las víctimas del terrorismo. Desde 2003, año en que comienza a contabilizarse el número de feminicidios cometidos, han sido casi 1.000 las mujeres asesinadas en España por el hecho de serlo. Esto debe hacernos reflexionar sobre el tipo de sociedad que construimos entre todas y todos.
Para comprender los mecanismos que alimentan las raíces de la desigualdad, es importante analizar los mensajes que nos llegan desde los medios de comunicación y la producción cultural: prensa, televisión, literatura, música, artes plásticas, teatro y cine.

El cine transmite valores, refleja las realidades de su época y también puede servir para provocar cambios en esas realidades. Aquello que no se nombra ni se muestra en los medios de comunicación, es como si no existiera. Lo que no se nombra ni se ve, no existe.

Este año estamos de aniversario: celebramos la decimoquinta edición de la Muestra de Cine Con Nombre de Mujer, organizada por el Ayuntamiento de Dos Hermanas. A lo largo de la historia, desde la pantalla se nos ha transmitido la imagen de las mujeres como figuras decorativas o sumisas, imágenes para la contemplación, personajes pasivos supeditados a los deseos y necesidades de los protagonistas masculinos. Se han silenciado las narraciones con personajes femeninos protagonistas y fuertes, se ha presentado en general a las mujeres como ciudadanas de segunda categoría.

Publicidad

Esto se debe a que la industria cinematográfica está masculinizada y las películas han sido en su mayor parte escritas, dirigidas y protagonizadas por hombres, quienes cuentan las historias desde un punto de vista masculino. Se trata de una de las muchas formas en que se perpetúa la violencia de género.

Sólo cuando las mujeres comienzan a escribir guiones, dirigir y producir, las películas empiezan a dar mayor protagonismo a las figuras femeninas, presentando a la sociedad una visión más completa y auténtica de las mujeres, y con ello reforzando la visión crítica del público frente a la violencia machista.

Por eso la Delegación de Igualdad organiza la Muestra de Cine Con Nombre de Mujer Ciudad de Dos Hermanas, ofreciendo grandes películas realizadas por mujeres, dándoles el valor que se merecen como creadoras y como protagonistas de las historias cinematográficas.
Por eso, y en memoria de las 1.000 mujeres asesinadas desde 2003, y de sus hijas e hijos, seguiremos exigiendo medidas y proponiendo iniciativas que contribuyan al cese de los malos tratos hacia las mujeres y niñas, cuya expresión más terrible son los asesinatos por violencia de género.

Para que la imagen de las mujeres se dignifique:
Decimos una vez más que somos necesarias para la sociedad.
Queremos vernos en las pantallas como somos: frágiles y fuertes, únicas, verdaderas, auténticas.
Queremos dirigir y protagonizar nuestras propias vidas, solas o junto a hombres que nos respeten por lo que somos, y con los que merezca la pena convivir.
Por ellas. Por todas. No al terrorismo machista. Agárrate a la vida.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre