Cáritas La Oliva ha querido cerrar el círculo de la atención integral a la familia, con la puesta en marcha del proyecto La tercera edad importa. Si la organización lleva varios años con el Proyecto Niño, atendiendo al menor en todas sus necesidades, ahora se abre el abanico con los mayores.

Una población, comenta el director de Cáritas, Antonio Fernández, “que está muy desasistida y sin ilusiones”. En un principio, este proyecto se centrará en los mayores de su feligresía, aunque no se descarta, como ha ocurrido con los niños, que se aumente la zona de atención al resto del municipio.

Por ahora se va a trabajar con un grupo de unas 140 personas mayores de 60 años. Esta población, explica Antonio, se ha controlado gracias a la elaboración de un censo para el que las personas voluntarias han ido visitando casa a casa, localizando a las personas mayores y sus necesidades.

La primera actividad de este proyecto ha sido la visita de los Reyes Magos, el pasado día 4 de enero, a la Residencia de Mayores de Amor y Sacrificio. El proyecto se centrará en ofrecer actividades de ocio y acompañamiento a este colectivo.

Para ello, se contará con un equipo de unas cuatro o cinco personas voluntarias que podrán acompañar a estas personas en sus casas o a sus salidas, además de organizar algunas excursiones colectivas. Ofreciendo otro tipo de servicios como la compra de medicamentos que no cubre la Seguridad Social, ropa que puedan necesitar o la limpieza del hogar.

El proyecto no cuenta con ayuda institucional y/o financiera. Pero no se descarta presentar el proyecto a próximas convocatorias de subvenciones.

Cáritas La Oliva lleva los Reyes Magos a la Residencia de Amor y Sacrificio

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre