Publicidad

Aunque existía un pre acuerdo entre los partidos políticos para no llevar el tema del referéndum catalán a los ayuntamientos para «no echar leña al fuego», el PP de Dos Hermanas presentó el tema al pleno ordinario del mes de septiembre del Ayuntamiento, creando los momentos de mayor enconamiento de una sesión que hasta ese momento pasaba por ser de trámite.

El único momento de tensión previo se vivió cuando PSOE y Sí se puede se enfrentaron por el lenguaje inclusivo en la moción de los socialistas para solicitar al Gobierno de la Nación una modificación de la LOMCE para mejorar la educación y garantizar la igualdad de oportunidades.  El texto salió adelante con el apoyo de SSPD y la concejala no adscrita Estrella Guzmán, la abstención de IU y el voto en contra de PP y Ciudadanos.

Con el apoyo de toda la oposición pero el voto en contra del equipo de gobierno, fue rechazada la moción de Sí se puede solicitando mejoras en el parque de bomberos y otros aspectos de este servicio, que dio paso a la moción del conflicto catalán, que también fue rechazada tras un acalorado debate.

Publicidad

Fran García Parejo de IU habló de «moción política irresponsable» y que «atizaba el fuego con su actitud frentista». Por su parte, José Mª García Chía, de Sí se puede, apostó por «el consenso y la reforma de la Constitución«, pidiendo que «no se le tiene que tener miedo al pueblo a la hora de decidir».

Desde la bancada de Ciudadanos, su concejal, Ana González, afirmó que «no se puede dialogar con delincuentes que no cumplen la ley», apoyando «el Estado de Derecho y al Gobieno de la Nación».

Para Agustín Morón, del PSOE, «no es un moción oportuna, ya que crea crispación», yendo más allá el alcalde, Francisco Toscano, al afirmar rotundamentente que existía un «problema territorial de fondo«, pero que estaba teniendo una «una utilización nefasta por parte del Partido Popular y el Gobierno de la Generalitat, porque les viene bien para sus votantes«. Aunque, añadió, «con su uso particularista de los valores de la patria nos hayan llevado al resto a esta situación».

A partir de aquí, las aguas volvieron a su cauce y se siguió con el trámite, rechazando la moción planteada por Ciudadanos en materia de Alzheimer hasta que el Gobierno de la Nación y la Junta legislen sobre la materia. Sí salió adelante la propuesta de Izquierda Unida para solicitar la eliminación de las restricciones de contrataciones públicas en los presupuestos y la de la concejala no adscrita, Cristina Alonso, sobre la creación de en los juzgados nazarenos de un Servicio de Ayuda a las Víctimas de delitos y faltas.

Pleno ordinario del Ayuntamiento del mes de septiembre

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre