Es una pregunta que tristemente es muy frecuente en nuestra consulta y tal vez no se le esté dando la importancia que realmente tiene. La extracción de una muela o un diente es un acto quirúrgico que se lleva a cabo para amputar una parte de nuestro organismo, en este caso de la boca.

Es un tratamiento irreversible que concluye con la pérdida del diente extraído y una zona herida que debe cicatrizar. La boca está diseñada para poder funcionar con unos 28 ó 32 dientes y muelas, dependiendo de si contamos las muelas del juicio o no, y cada uno de ellos tiene una anatomía especial para poder ejercer una función concreta dentro de todo el conjunto dental.

Las consecuencias de la pérdida dentaria son muchas y muy variadas, llegando a causar numerosas complicaciones en el futuro.

Por tanto, nuestra obligación como dentistas es informar e instruir de manera correcta a la población en general, y a nuestros pacientes en particular, de las consecuencias que acarrea la extracción de uno o varios dientes sin antes buscar una alternativa futura viable. Hay que programar los tratamientos y planificar cada caso de manera individual, diseñando un tratamiento a medida.

¿Qué soluciones tiene el paciente antes de recurrir a la extracción dental?
La exodoncia de un diente debe ser siempre la última opción para un clínico conservador. Hay una gran frase que pertenece al célebre Don Quijote que dice: “Porque te hago saber, Sancho, que la boca sin muelas es como molino sin piedra, y en mucho más se ha de estimar un diente que un diamante”. Ya don Miguel de Cervantes conocía la importancia de una boca sana, y así lo refleja en su obra maestra Don Quijote de la Mancha. A mi entender desde el inicio de los tiempos una boca sana y completa ha sido el anhelo de todos los seres humanos.Actualmente las posibilidades que nos brinda la ciencia para poder salvar un diente en mal estado son muchas y muy eficaces. Una obturación, una endodoncia, etc. nos permiten conservar el diente en boca.

Dr. Francisco José Carrero Ramírez
Licenciado en Odontología por la Universidad de Sevilla. Máster en Cirugía, Implantología, Periodoncia y Prostodoncia por la Universidad Politécnica de Cataluña. Miembro de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA). Ha sido profesor de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Colaborador Máster Cirugía Avanzada y Perio (Universidad Uningá en Brasil). Presidente de Odontólogos Sin Fronteras España. Perito judicial. Director Médico de la Clínica Implantsite.

Tristemente entramos en una etapa dónde la odontología está siendo profanada por empresas mercantilistas, grupos de inversión de riesgo o incluso entidades bancarias que lo único que buscan es un rendimiento económico a final de mes, los pacientes pasan a ser clientes, y les venden los implantes dentales como la panacea, ofreciéndolos como solución a casi cualquier problema que pueda existir en la boca, permítanme esta exageración.

Bajo mi humilde opinión esto es un tremendo error, el mejor implante del mundo es el propio diente del paciente, y únicamente cuando no sea viable bajo ningún concepto, por ejemplo una fractura dental profunda que indica la extracción, se puede plantear sustituirlo por un implante dental, que dicho sea de paso, no está exento de futuras complicaciones.

¿Y si no hay otra solución posible a la extracción?
Es muy importante que el dentista pelee por la supervivencia de cada uno de los dientes del paciente, debe estar capacitado para poder ofrecer las soluciones más adecuadas y que permitan mantener el diente en una correcta función y estética. En el caso de no ser viable, se debe realizar un tratamiento con previsión de futuro, como ejemplo la preservación alveolar.
En Implantsite disponemos de técnicas como el plasma rico en plaquetas (PRP). Esta técnica por medio de la sangre del propio paciente, utiliza los factores de crecimiento que se encuentran presentes en el plasma y que actuarán como promotores mejorando la cicatrización después de la exodoncia, así conseguimos que en un futuro esa zona pueda ser rehabilitada sin complicaciones.

Díganos doctor, por último, el mejor consejo que nos puede dar para tener una salud bucal óptima.
Principalmente acudir a las revisiones con su dentista de confianza al menos una vez al año, aunque lo ideal son dos, mantener una higiene correcta y una buena alimentación, todo ello harán que la salud bucal sea óptima y podamos mostrar siempre nuestra mejor sonrisa.

Dr. Francisco José Carrero Ramírez, Clínica Implantsite

IMPLANTSITE
Avenida de España 34, 3ºB
Telf: 620 481 058 / 95410 33 31
www.clinicaimplantsite.com

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here