Publicidad

Unos hábitos saludables conservan la salud de la mujer a cualquier edadLas mujeres tienen problemas de salud únicos. Y algunos de los problemas de salud que afectan a hombres y mujeres pueden afectar a estas últimas de manera diferente.

Entre los temas únicos incluyen el embarazo, la menopausia y las condiciones de los órganos femeninos. Las mujeres pueden tener un embarazo saludable si reciben cuidado prenatal temprano y regular. También deben hacerse las pruebas recomendadas para el cáncer de mama, cáncer cervical y de densidad ósea.

Mujeres y hombres también tienen muchos problemas de salud similares. Sin embargo, estos problemas pueden afectar a las mujeres de manera diferente. Por ejemplo:
– Las mujeres tienen más probabilidades de morir a causa de un ataque al corazón que los hombres.
– Las mujeres tienen más probabilidades de mostrar signos de depresión y ansiedad que los hombres.
– Los efectos de las enfermedades de transmisión sexual pueden ser más graves en las mujeres.
– La osteoartritis afecta más a las mujeres que a los hombres.
– Las mujeres tienen más probabilidades de tener infecciones del tracto urinario.

Publicidad

{xtypo_rounded3}MUJER SANA
1 Mantenerse informada sobre temas de salud.
2 Cuida tus huesos.
3 Evita el consumo de tabaco y alcohol.
4 Medícate con prudencia y bajo prescripción médica.
5 Realiza tus exámenes físicos periódicos.
6 Vigila tu alimentación.
7 Realiza ejercicio físico continuado.
8 Practica sexo seguro.
9 Y sé feliz. Dedícate tiempo, disfruta de él.{/xtypo_rounded3}

¿Qué hacer para conservar la salud? Un estilo de vida saludable no solo disminuye el riesgo de sufrir innumerables enfermedades a lo largo de la vida sino que permite a la mujer disfrutar de una buena calidad de vida.
Son muchas las opciones saludables a seguir:
– No fumar. Dejar de fumar es lo mejor que se puede hacer por la salud.
– Limitar la cantidad de alcohol a una cerveza diaria o una copa de vino.
– Tener una alimentación sana. Una dieta saludable previene la obesidad y la mayoría de las enfermedades del corazón, diferentes tipos de cáncer, diabetes…
– Hacerse las pruebas de detección necesarias: mamografías, citologías, osteoporosis, medición de la presión arterial… El tipo y frecuencia depende de la edad de la mujer.
– Controlar el colesterol.
– Vigilar la salud emocional que es tan importante como la física. El desánimo y la pérdida de interés por las cosas pueden ir muy unidos a los cambios hormonales que se producen en diferentes etapas de la vida de la mujer.
– Hacer ejercicio de forma regular. Entre 30 y 60 minutos de 4 a 6 veces por semana.
– Mantener sexo seguro, tomando todas las medidas necesarias para evitar enfermedades de transmisión sexual.
Y ante cualquier duda o para ampliar información acudir a nuestro médico de cabecera.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre