Publicidad

El alcalde de Sevilla, José María de Moya, ha alertado por carta a su homólogo en Dos Hermanas, Manuel García Bando, sobre la llegada de personas posiblemente infectadas de cólera que, procedentes de Puerto Real, intentan establecerse en fincas particulares del término nazareno, “quizás por haberse enterado de las consideraciones tenidas con la familia del señor Arcos”.

El regidor sevillano ha instado al nazareno a que, ya que nuestra población no cuenta con local de observación, desvíen al de San Jerónimo (custodiado por la Guardia Civil) a cualquier sospechoso de expandir la peligrosa epidemia. Nuestro alcalde prepara nuevas medidas de aislamiento, como establecer guardias en las entradas del pueblo y exigir a los transeúntes la carta de sanidad, documento que demuestra que no se está afectado por el cólera.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre