Fútbol PD Rociera y Écija

La Rociera dice adiós a la categoría con un empate a uno ante el Écija Balompié y la despedida del capitán Marcos

La Rociera se despidió este fin de semana de la 3ª División con un empate a uno ante el Écija Balompié. Aunque el resultado era lo de menos, más aún teniendo en cuenta que los locales no se jugaban ya nada. El conjunto auriazul se marcha con la conciencia de haber hecho lo que buenamente ha estado en su mano para mantenerse en una categoría, en la que ha tenido que medirse ante equipos de un poderío económico superior, y ante alguna que otra injusticia arbitral.

Con el regreso de la Rociera a 1ª Andaluza (categoría de la que, a buen seguro, pronto querrá volver a salir) finaliza también una floreciente etapa para el equipo nazareno protagonizada por auténticos señores del balón, caso de Marcos, quien portó por última vez este domingo el brazalete de capitán. Lo peor de todo es que parece que su retirada no va a ser la única en este equipo. Se barrunta que David Antón, Fran Ruiz, Gordi, Barros o Sema también pudieran colgar las botas, lo que obligaría a reformular en gran medida la plantilla de este conjunto para la próxima temporada.

Los de Emilio López comenzaron dominando, creando serias ocasiones de peligro como las protagonizadas por David Antón, quien en hasta dos ocasiones estuvo a punto de batir al meta Laguna, así como Marcos, quien pudo haber marcado de un soberbio testarazo. Aunque la oportunidad más clara la tuvo el astigitano Alberto Castro, cuyo intento fue atajado por Rivas.

Tras el descanso, la Rociera continuó llevando la batuta del partido. Fruto de su control fue el hermoso gol conseguido por David Antón (a todas luces, el mejor jugador del partido) en el minuto 72. Un potente obús, lanzado desde una distancia de 40 metros, quitó las telarañas de la portería defendida por Laguna.

El Écija se convirtió en el mejor rival posible a batir, ya que paulatinamente se quedó con menos jugadores. Primero fue Juan Delgado y poco después Alberto Castro los que fueron expulsados, a los que le siguió un representante nazareno, nada menos que el portero Rivas, que se marchó antes de tiempo al vestuario por empujar dentro del área al visitante Alejo. Juan Guerra fue el encargado de disparar el preceptivo penalti, poniendo en tablas la contienda ya en el minuto 90. Barros ocupó circunstancialmente la portería en los últimos minutos de la Rociera en 3ª División.
Ahora toca comenzar a pensar en la nueva temporada. A la Rociera le acompañarán en el descenso el Recreativo de Huelva, La Palma, Cádiz B y Mairena, que finalmente podría salvarse dada la configuración de la 3ª División. Castilleja y Utrera ascienden de 1ª Andaluza.

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre