Publicidad

2002

La Rociera sucumbe ante el Gerena por 1-3 en un partido con una mala actuación arbitral

Severo traspiés y paso atrás de la Rociera en su encuentro ante el Gerena, que se impuso por 1-3 al conjunto nazareno, que se coloca a siete puntos de la salvación. El cuadro visitante llegaba a Dos Hermanas con mucho que ganar. De hecho, se juega una plaza en la liguilla de ascenso, y de tierras nazarenas se llevó en el bolsillo tres puntos que suponen mucho en su carrera hacia la categoría superior.

Publicidad

La Rociera puso todas sus ganas en hacerse con el control del partido, aunque se encontró con un lugar negro en su camino: el colegiado cordobés Cerrato Moreno, que no pitó un penalti a favor de los auriazules y anuló un gol legal a Gordi.

El partido comenzó con pleno dominio del Gerena, que a los cinco minutos de juego consiguió adelantarse en el marcador de la mano de un tiro cruzado obrado por Javi Medina. Este tanto ratificó el control absoluto de los visitantes sobre el partido. La Rociera, por su parte, se empleó a fondo para repeler todo lo que le llegaba, tratando de sacar provecho de las ocasiones con las que contaba.

En esto llegó una dura acción en la que el rociero Dani Vázquez salta a la par que el portero Guille, recibiendo en la cabeza un puñetazo de éste, acción que no fue sancionada por el árbitro. Esta omisión del colegiado enrabietó a la Rociera, que aprovechó la más mínima ocasión para igualar la contienda. De este modo, en el minuto 26, Rubén deja en tablas el resultado tras un saque de esquina.

Este gol a favor encendió a los nazarenos, que fueron a por todas en lo que quedaba de primer tiempo. Así, Dani Vázquez centró y Gordi marcó un gol desde posición legal, aunque el colegiado, a instancias del juez de línea, decidió anular el tanto.

Bajo un clima de incertidumbre se desarrolló la segunda parte del partido. Los dos equipos partían de nuevo desde un plano de igualdad, aunque el Gerena consiguió imponer su criterio. De este modo, en el minuto 50 y tras un posible fuera de juego de Javi Medina, marcó Jorge. Un tanto que no debía haber subido al marcador, fruto de la irregular actuación del árbitro, que mostró muchas tarjetas amarillas a los locales.

El partido siguió su curso y así llegó el tercer y último gol de los visitantes, obra de Javi Medina en el minuto 83. Todo, ante un equipo anfitrión que no se dio nunca por vencido y que se empleó a fondo a fin de tratar de evitar la dolorosa derrota ante el Gerena.
Tras este duro resultado, la Rociera se medirá al Conil esta próxima semana.

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre