1802

Una réplica de Santa Ana presidió el altar y Verdes Jarales se reencontró para cantar en el pregón

El domingo culminaron los cultos en el seno de la Hermandad del Rocío de Dos Hermanas en vísperas de una nueva festividad de Pentecostés. La cita este año ha estado marcada de matices, como el hecho de que por primera vez en el altar de cultos que preside cada primavera el Simpecado nazareno ha figurado una réplica de la imagen de Santa Ana, cedida para la ocasión por un hermano.

Lo hacía en un altar exornado con antirrinos blancos y eucalipto y en el Simpecado hortensias blancas en sus cordones, así como las de la Virgen, realizadas a mano por las hermanas Gómez Prieto. Otra de las peculiaridades de esta cita es que lucían restauradas todas las alhajas de plata de ley, destacando entre ellas la medalla de la coronación de la Virgen de Valme y la medalla de comunión del recordado compositor Manuel Pareja Obregón.

1803

El retorno de Verdes Jarales
Como ya es habitual, el Pregón del Rocío es el encargado de poner fin a una semana de cultos. José Chacón Marín fue el encargado de anunciar la llegada de la Romería del Rocío en una cita no exenta de sorpresas. El coro Verdes Jarales, del que el pregonero fue su director, se reunía para cantar durante el pregón. Lo hacía con 22 integrantes de su etapa al frente del mismo, 13 años después de su desaparición, para cantar cinco temas. Además, los niños y niñas de las Colonias de Verano que organiza la agrupación del Prendimiento también quiso cantar unas sevillanas a Pepe, muy implicado en el proyecto.

Previamente se celebró el Triduo, que estuvo dedicado, cada uno de sus días, a la Bolsa de Caridad, el Grupo Joven y de mujeres de la hermandad. En la última jornada se presentó el cartel anunciador de la Romería, un foto montaje del artista nazareno Joaquín Alcántara.

Clausura de la visita pastoral
Con el Simpecado del Rocío presidiendo el altar de cultos, el pasado sábado se clausuró en Santa María Magdalena la visita pastoral del obispo auxiliar Santiago Gómez Sierra. El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, presidió una homilía con todos los párrocos de Dos Hermanas.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre