Publicidad

2404

En vez de vender por separado, unen su producción y consiguen mejores precios

Han transcurrido siete años y ya se puede calificar de gran acierto la creación de la Cooperativa Nuestra Señora de Valme. Gracias a ella, los productores de aceitunas de Dos Hermanas han ganado en tranquilidad ante los fluctuantes precios del mercado aceitunero. La cooperativa recibe la producción de todos sus socios, lleva a cabo el entamado y clasificación del fruto y lo presenta al mercado con un precio unificado, evitando la incertidumbre y garantizando las ganancias a todos sus socios. La unión hace la fuerza.

Publicidad

A pesar de ser líder en la exportación de aceitunas, Dos Hermanas ha tardado en llevar a cabo una iniciativa así. Otros pueblos como Pilas, Utrera, Osuna o Carmona las crearon antes. Llegó un momento en que la creación de una cooperativa se convirtió en una necesidad para los productores nazarenos, que entregaban las aceitunas a los exportadores sin conocer los precios y por tanto los beneficios. Pero para crearla hacían falta tres cosas: un terreno, agua en abundancia (para la cocción y fermentación de la aceituna) y dinero. Tras varios intentos que no funcionaron, un grupo de productores nazarenos (Cristino Santiago, Fernando Gómez, Carlos Angulo, Fernando Alfaro, entre otros) propuso a Antonio Pérez-Tinao (productor de la Hacienda Bertendona), que liderara el proyecto. Pérez-Tinao aceptó y ofreció un terreno de su propiedad, de unos 7.000 metros, junto a la fábrica Carnaud, cerca de las Casas Baratas. Tras el sondeo, encontraron agua a 17 metros de profundidad.

Ya tenían el terreno y el agua. Para conseguir el capital necesario (había que pagar la parcela y su tapiado, la construcción de la nave y el pozo, la compra de bocoyes, la sosa cáustica, los empleados…), cada socio aportó una cantidad (proporcional a su media de producción de los últimos cinco años) y se solicitó un crédito a diez años. Se fundó documentalmente la sociedad con una veintena de cooperativistas. En el nombre no tuvieron dudas: Nuestra Señora de Valme. Corría 1967.

2403

Tras el primer crédito, otro
Actualmente la cooperativa es una máquina bien engrasada. Se han unido nuevos cooperativistas (el número se acerca ya a 40) y venden la aceituna a grandes exportadores como Benito Villamarín, Lissén, Chamorro o Delgado de Cos, además de a otras empresas de Arahal, Utrera, Pilas o Coria. Covalme emplea a unos 15 operarios entre toneleros, faeneros y dos escribientes (Pepe Arquellada y Miguel Alonso), más las trabajadoras fijas discontinuas que realizan tareas de clasificado y escogido, según los pedidos.

El sistema de funcionamiento es el siguiente: venden la aceituna de sus socios un 10% más cara que al precio corriente. Con las ganancias se creó un fondo con el que pagar religiosamente las cuotas del crédito, que ya ha sido liquidado, felizmente. Ahora se paga un segundo préstamo, cantidad que se ha invertido en la instalación de fermentadoras, una pequeña transformación que permite ahorrar dinero en personal.
Desde aquí deseamos prosperidad a esta interesante iniciativa nazarena.

La unión hace la fuerza
Patio del almacén de la cooperativa, donde el maestro de cocción Francisco López Cebador controla el grado de fermentación de la aceituna (1968). Obsérvese los bocoyes con la marca Covalme en la tapa, a la espera de comprador. La unión de los productores de Dos Hermanas bajo una sola marca favorece la negociación del precio de venta con los exportadores y evita la especulación.

Comida de hermandad el día de Reyes
Se ha convertido en tradición en la cooperativa, el día de Reyes, reunir a sus socios y allegados para disfrutar de una comida de hermandad (previo pago de 30 duros por cabeza), normalmente una caldereta de cuya magistral elaboración se encarga Vicente Rosado. De pie, entre otros: Antonio Ruiz ‘Chiquetín’, José Díaz, Juan Íñigo, José Baena, Antonio ‘Turri’, Antonio Pérez-Tinao, Cristino Santiago, José Luis Rubio, José Caro, Antonio Vera, Antonio Florido, Antonio Cabezuelo, Antoñito ‘el del pasaje’, Fernando Alfaro, Manuel Bando, Fernando Gómez, Carlos Angulo. Agachados, entre otros: Francisco López Cebador, Pepe Arquellada, Arturo Alonso Becerra, Joaquín Reina ‘Quino’, Miguel Alonso Baena, José García Guzmán, Blanco, José Gutiérrez y Manuel.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre