Publicidad

Se teme por la vida de un anciano de setenta años que ayer tuvo la mala suerte de cruzarse con un toro de Miura que se escapó de un cercado cercano al Cortijo de Cuarto. El cornúpedo volteó al anciano de forma repetida y le clavó violentamente las astas. Rápidamente fue conducido a la Casa de Socorro de Dos Hermanas, donde las graves heridas recibidas no hacen presagiar noticias halagüeñas con respecto a su supervivencia.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre