Publicidad

Pocos de los asistentes ayer al cine conocen la increíble historia de la baronesa Von Schleicher, una venerable anciana que en el día de ayer, invitada por el párroco, se dirigió a los nazarenos con un breve discurso en castellano durante los actos de homenaje al Papa. Ella y su marido han llegado a España buscando refugio tras huir de un campo de concentración ruso en Rumanía, pasando después a Yugoslavia, Italia y después a Francia.

Su privilegiada vida en Munich (ella catedrática, él ingeniero aeronáutico) cambió de forma radical cuando Alemania invadió Rusia. Su hijo murió en la batalla de Stalingrado. Acusados de apoyar a Hitler, fueron deportados a un campo de concentración en Rusia y más tarde a otro en Rumanía, de donde lograron fugarse tras una novelesca persecución policial con perros. Actualmenten buscan ayuda en el consulado de Holanda (nacionalidad del barón) que les ha desposeído de su pasaporte.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre