Publicidad

Se nos fué Agustín Salguero Lato, conocido por todos sus amigos, compañeros y demás como “El Chato”. Pero no te fuiste solo, te acompañó y querida e inseparable esposa Pepa, por lo que tus hijos Valme y José así como tus nietos y nietas pudieron despedirse de ti como te merecías, no así ocurrió con granparte de tus compañeros del Atlético Dos Hermanas de las temporadas 1958-1963 ya que no tuvieron esa oportunidad.

Agustín, Chato, como te llamábamos, gran jugador de extraordinaria técnica, nosotros tus compañeros del Atlético te damos las gracias de corazón por todo lo que nos regalaste: humanidad, amistad verdadera, compañerismo y cariño, todo ello con tu semblante y sonrisa personales y sacando con mucha facilidad a colación a tu familia desde tu Pepa al último de los nietos.

Adiós Agustín, llega bien para que el Técnico te reciba en tu nueva casa (la Gloria) junto a todos tus compañeros que te precedieron: Felipe, Segundo y tantos otros que no enumero pero valga la mención de estos dos para recordar a los que ya no están .

Publicidad

Que Dios te tenga en la Gloria y nosotros tus compañeros siempre en el recuerdo (D.e.p.)

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre