Publicidad

El conjunto auriazul regresa al último puesto de la tabla tras regalar al colista la victoria con un gol en propia puerta

La Rociera regresa de nuevo a la última plaza de su grupo tras perder ante el hasta ahora farolillo rojo de la clasificación, La Palma, por un ajustado 2-1 en un partido en el que ambos conjuntos no mostraron su mejor cara y en el que, para colmo, los nazarenos marcaron en propia puerta el gol de la victoria rival.

La contienda comenzó con un toma y daca entre los dos equipos en una lucha abierta por hacerse con el centro del campo. Entre tanto, la Rociera supo armar una buena estrategia defensiva, lo que no sirvió para evitar situaciones como la vivida en el minuto 19, en el que Rivas realizó un mal despeje que cayó en las botas de Espada, quien desde casi la mitad del campo lanzó un fortísimo disparo que tomó desprevenido a un adelantado Rivas, que no consiguió interceptar el obús.

Publicidad

Tras este tanto, el cuadro auriazul planteó estirar líneas y fue así como alcanzó el gol del empate en el minuto 28. Muñoz aprovechó un error del meta Arturo para meter de nuevo a su equipo en la lucha por los puntos y tomar las riendas del encuentro.

Pese al dominio mantenido por los rocieros durante el tramo final de la primera parte, la igualdad volvió a ser la tónica dominante de la segunda mitad, en la que parecía que un resultado en tablas iba a ser el mejor marcador posible para la contienda.

El banquillo nazareno trató de rascar algo más en la contienda y es por ello que le dio entrada a los jugadores Gordi y Sol en lugar de Marcos y Fran Ruiz, así como a Dani Vázquez en sustitución de Carlos, para darle mayor mordente a la plantilla. Los esfuerzos a punto estuvieron de dar sus frutos en varias ocasiones pero todo se volvió en contra cuando en el minuto 84, ante la presión del Palmar, Dani Vázquez marcó un gol en propia puerta al tratar de despejar el esférico. Los intentos por deshacer este entuerto y tratar de dejar la contienda en tablas fueron en vano, lo que ha permitido a los hasta ahora colistas abandonar su detestado puesto.

La Rociera jugará esta semana dos encuentros en casa ante rivales poderosos, lo que a buen seguro se traducirá en un gran espectáculo deportivo en el que los rocieros tratarán de decir adiós a los puestos de descenso y que concitará el interés de los aficionados. La primera cita tendrá lugar esta tarde, a las 20:30 horas. El San Fernando visitará el Miguel Román. El siguiente encuentro tendrá lugar este próximo domingo. En dicha ocasión, la Lebrijana pasará por el estadio de la avenida Ramón y Cajal.

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre