Publicidad

Tan sólo en un día había manipulado un cajero de la Avenida de España y dos en Sevilla

Agentes de Policía Nacional han detenido en Dos Hermanasa un varón nacido en Rumanía como presunto autor de un delito continuado de estafa al haber manipulado en un solo día tres cajeros automáticos de varias sucursales bancarias para robar dinero en efectivo mediante la técnica conocida como “cash trapping”.  

El método consiste en colocar sobre la ranura de expedición de billetes una pletina metálica, que por su apariencia parece formar parte de la máquina, en cuya cara interna se ha colocado un potente adhesivo. Así, cuando el usuario saca dinero la transacción se efectúa con normalidad pero los billetes quedan retenidos y ocultos a la vista tras la referida placa. Los autores de este tipo de robos actúan principalmente los fines de semana, por encontrarse las sucursales sin empleados que pudieran detectar su presencia.  Cuando el ciudadano se marcha pensando que el cajero está averiado el delincuente, que suele permanecer en las inmediaciones, retira la pletina y “recolecta” el dinero.  

Publicidad

Los hechos ocurrieron en la noche del pasado día 17, cuando agentes de Policía Nacional recibieron aviso alertando de la presencia de una persona que manipulaba un cajero automático ubicado en la Avenida de España con la intención de cometer robo.  Desplazados al lugar de la alarma, los policías se percataron de la presencia de la pletina metálica en la máquina, por lo que, conocedores de la manera de actuar de estos delincuentes aguardaron ocultos en las inmediaciones, esperando a que el autor viniera a por el dinero, lo que finalmente hizo.  

Cuando los agentes vieron cómo ésta persona, que se colocaba un casco de moto antes de acceder al cajero para ocultar su rostro, desmontaba la pletina para sustraer el dinero, lo interceptaron para su detención inmediata, no sin que éste intentara huir y se opusiera a la misma empleando gran resistencia y agrediendo a los actuantes.  

Trasladado a dependencias policiales, las siguientes pesquisas efectuadas por los policías les permitieron comprobar que al detenido le constaban 74 reseñas policiales anteriores y una Orden de Detención e Ingreso en Prisión de un Juzgado de Barcelona, en vigor.   De igual modo, pudieron comprobar que tan sólo en el día de su detención había instalado el dispositivo “cash trapping” en dos cajeros de la capital además de en Dos Hermanas.  

Finalizadas las diligencias policiales el detenido fue puesto a disposición judicial, ingresando en prisión de manera inmediata

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre