Publicidad

De apoteósico califica hoy la prensa sevillana el recibimiento que los sevillanos dispensaron ayer a Dª María Eva Duarte de Perón, esposa del presidente de Argentina, cuyo avión de Iberia aterrizó, procedente de Granada, en la base de Tablada.

Tras una multitudinaria recepción en el Hotel Alfonso XIII, la primera dama argentina, con  un elegante traje color manzana claro y un gracioso sombrero blanco de pamela, se dirigió en carruaje al Ayuntamiento, en cuya esquina descendió, pasando revisión a las tropas. Justamente en aquella esquina se encontraba la Banda de Música de Dos Hermanas (dirigida por el joven Antonio José Fernández Mejías) que animó a los miles de sevillanos allí congregados con preciosos pasodobles.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre