Publicidad

Presentación de la restauración de la Vigen de Valme

Ayer jueves se presentó públicamente el proceso de restauración en la antigua capilla del Ave María, donde hoy siguen los actos

La Hermandad de Valme está viviendo un acontecimiento histórico en estos días con la vuelta a Dos Hermanas de la talla de su Protectora tras la restauración a la que se ha visto sometida en las dependencias del Instituto Andaluz del Patrimonio Histórico.Allí ha permanecido cuatro meses y, en palabras del secretario de la corporación, Hugo Santos Gil, “nunca antes había pasado algo así”, como tampoco que la Virgen pisase la antigua capilla del Ave María, donde se encuentra en este momento para celebrar este retorno.

Publicidad

Con textos literarios decorando la capilla, en un homenaje literario a la Virgen de mano de grandes figuras de las letras, Valme se presentó ayer jueves a sus fieles, en palabras de Santos Gil, “con una belleza renovada y una mayor lozanía en su rostro”, como la describiese el poeta Romero Murube, “antigua y joven, sentada a la brisa de lo eterno”.

Lorenzo Pérez del Campo, en representación de los responsables del IAPH encargados de la restauración, fue el responsable de ofrecer al público que llenaba las dependencias de la hermandad un esbozo del trabajo que se había realizado con “esta escultura singular, obra destacada del patrimonio histórico andaluz”.  Lorenzo fue desgranando todo el proceso, desde el estudio encargado por la corporación hace más de un año hasta que el pasado día 4 de febrero se inició la restauración. Un trabajo, según explicó, en el que se habían implicado diez técnicos de cinco áreas de conocimiento diferentes y cuyas decisiones se habían tomado de manera unánime con la celebración de cuatro sesiones plenarias de la comisión de seguimiento, integrada por representantes de la hermandad y del IAPH.

Según explicó Lorenzo, los principales problemas de conservación de la talla tenían su origen en el envejecimiento natural de los materiales y en las operaciones de manipulación y uso. Respecto a la policromía, se había apreciado falta de adhesión entre los estratos polícromos, con erosiones y pérdidas ocasionadas por golpes y roces, además de que algunas fendas localizadas en el soporte habían roto los estratos de policromía. Por ello, tras la desinsectación con gases inertes, se procedió a la eliminación de la suciedad superficial, de los barnices alterados y de las reintegraciones hechas en la última intervención documentada. Esto permitió una observación más exhaustiva de las capas de policromía subyacentes y realizar el tratamiento de fijación de estratos y la consolidación del soporte. Finalmente se repuso el estrato de reparación en las zonas con pérdidas y se reintegraron cromáticamente las estucadas.  

{xtypo_rounded4}Tres policromías:  El trabajo realizado en el IAPH ha permitido descubrir que la Imagen, tallada en una única pieza de madera salida del centro de un chopo o árbol blanco, conserva tres policromías consecutivas. Las más visible es la de 1894, mientras que la más antigua y subyacente presenta un cromatismo diferente, con el manto rojo y la túnica azul, al contrario de la imagen actual. {/xtypo_rounded4}

Tras la restauración, según Lorenzo Pérez del Campo, la Imagen “vuelve a mostrarse en su plenitud y buen estado de conservación”, aunque, aseguró, no se ha concluido la parte científica del trabajo de restauración. Desde el IAPH se espera que en los próximos dos meses se eleven a definitiva las conclusiones provisionales que ayer se presentaron en una memoria que se entregará a la hermandad con las recomendaciones para su conservación.  

Presentación de la restauración de la Vigen de Valme

Asimismo, según adelantó su hermano mayor, Francisco Javier Díaz Terrero, en el mes de septiembre se celebrará una conferencia para exponer estos resultados definitivos. El hermano mayor apuntó que la mayor preocupación de la hermandad era que con la restauración “no se alterase la visión tradicional de la Virgen, la impronta del tiempo y las huellas de la devoción”. Asímismo, Díaz Terrero pidió a los fieles comprensión con las medidas que deberá afrontar la corporación para extremar las precauciones y garantizar el buen estado de salud del que goza actualmente la talla.  

Tras la entrega de un recuerdo al equipo del IAPH por el trabajo realizado, un cuadro de San Fernando rezándole a la Virgen, como el que preside la antigua capilla del Ave María, tomó la palabra en representación del Ayuntamiento, Francisco Rodríguez, concejal de Hacienda y Obras, quien estuvo acompañado por Antonio Morán, delegado de Movilidad y Prevención, y José Román, de Fiestas y Servicios. Rodríguez felicitó a la hermandad por “haber tomado una decisión razonable en defensa del patrimonio” con la restauración de la Virgen.  

{xtypo_code}Siguen los actos
La actividad seguirá hoy viernes en la capilla. A las 12:00 horas se rezará el Ángelus, permaneciendo cerrada de 15:00 a 18:00 horas. Posteriormente, a las 20:30, santo Rosario, ejercicio del Mes de María y, a las 21:00, solemne Función Religiosa con motivo de la festividad de San Fernando y en acción de gracias por la culminación de la restauración. {/xtypo_code}

 

 

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre