Publicidad

Miguel Ángel Zayas

Mejor expediente de Bachillerato

{xtypo_quote_left}“Obtener el mejor expediente no me supuso un esfuerzo sobrehumano”{/xtypo_quote_left}

Publicidad

Miguel Ángel Zayas Martín fue uno de los estudiantes galardonado con el premio al mejor expediente de Bachillerato de  la Fundación de Municipios Pablo Olavide. A sus 18 años y tras este reconocimiento, este quinteño estudia ingeniería aeroespacial en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Sevilla.

¿Por qué decides presentarte a esta convocatoria?
No lo decidí por cuenta propia, sino que me lo propuso a final de curso la jefe de estudios viendo que la nota del expediente y la de Selectividad eran considerables. Ya  por entonces me había presentado a los premios extraordinarios de Bachillerato de la Consejería de Educación, que pretendían premiar a los 12 mejores estudiantes de la provincia, y que también gané.
¿Con qué nota concurría a esta convocatoria y cuál es la clave o claves para conseguirla?
Lo que valoraba este premio de la UPO era el expediente académico del Bachillerato, cuya media en mi caso era de 9,9. Pero también se tenía en cuenta la nota de Selectividad, que era de 13,5. No creo que exista receta alguna para conseguirlo. Solo sé que a mí no me ha supuesto un esfuerzo sobrehumano porque siempre he entendido el estudio como una actividad natural del día a día y es lo que me ha ayudado a tratar de esforzarme en  asignaturas como Lengua, Historia o Filosofía, que aunque se me dan realmente bien, no son objeto de mi agrado por ser excesivamente teóricas. Diametralmente distintas a la Física o Matemáticas, a las que dedicaba, en comparación, poco tiempo.
¿Qué le gusta hacer cuando no está estudiando?
Aparte de estudiar, tengo tiempo para dedicarme a otras cosas, entre las que jamás -o casi nunca- incluyo ver la televisión, jugar a los videojuegos o perder el tiempo de maneras similares. He tenido diversas aficiones entre las que destaca el dibujo, las miniaturas y dioramas, la electrónica, leer, escribir o estudiar alemán. Pero, en lo que realmente me gusta invertir mi tiempo libre es en el aeromodelismo.
¿Qué está estudiando actualmente y a qué le gustaría dedicarse en un futuro?
Actualmente estudio ingeniería aeroespacial en La Cartuja(Sevilla). Mi objetivo es trabajar en empresas que se están dedicando a desarrollar nuevas tecnologías para comenzar de nuevo con los viajes espaciales y  a través de las cuales poder  desarrollar mis propias ideas en este campo.
¿Algún consejo para los estudiantes que están en su misma situación hace un año?
Mi humilde consejo es que no se dejen invadir por el miedo que impone la trascendencia de este examen ni el lugar  donde vaya a realizarlo. Todas las pruebas son extremadamente sencillas y la única dificultad se encuentra en deshacerse del nerviosismo y la tensión previas, que he comprobado que  son mucho peores que el volumen de materia, los exámenes o los correctores.

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre