Publicidad

2401Pregonero de Valme

{xtypo_quote_left}“Me gustaría que mi pregón le llegara a la Virgen… Nada más y nada menos”{/xtypo_quote_left}

El domingo, día 14, a las 12:30 horas, la parroquia de Sta. Mª Magdalena acoge el XL Pregón de Valme. Lo pronuncia Francisco Javier Mena Hervás, licenciado en Derecho y Humanidades, que ya sorprendió al público nazareno con su pregón de la Semana Santa en 2005. Ahora se enfrenta a un nuevo reto.

Publicidad

A pocos días para el Pregón de Valme, ¿cómo se encuentra el pregonero y cómo se encuentra el pregón?
Si bien durante estos meses he tratado de mantener la calma, no es menos cierto que desde que la Hermandad de Valme me entregó las pastas, ando un tanto más inquieto. El “remate” fue cuando escuché el estallido de un cohete, anunciando el comienzo del mes de octubre… En cuanto al pregón, aunque está acabado, nunca termina hasta que se pronuncia. Por ello mismo, puede que incluso hasta el pregón esté nervioso, pues hay líneas que todavía no saben si van a ser o no leídas ese día…  
¿Qué le ha supuesto el que lo designen como pregonero de la Romería de Valme?
Obviando todo aquello de  honores y privilegios inmerecidos- pues lógicamente se dan por sabidos- en lo más íntimo, ha supuesto descubrir otra relación conmigo mismo y todo lo que rodea a Valme…. ¡Qué ciegos estamos a veces!……
Una vez que se puso manos a la obra, ¿qué pensó que no debía faltar en su pregón a Valme?
Tenía que ser fiel a mí mismo. Evidentemente pretendes hacer algo que agrade al auditorio, pero eso muchas veces está reñido con lo que realmente hubieras querido hacer. Tu conciencia, tu opinión y hasta tu estilo de vida no deben ser traicionados en una ocasión como esta. Espero no haberme puesto en peligro…
Si tuviera que definir en forma y contenido su pregón, ¿cómo lo haría?
A lo largo de estos días, siempre he contestado con la misma respuesta cada vez que me han hecho esta pregunta: en el pregón tal vez haya un poquito de todo y por tanto, un poquito de nada. ¿Hay historia?, Sí y no, ¿hay poesía? También y tampoco… igual dicotomía se produce si trato de definirlo como teológico, costumbrista o popular. En todo caso, sí es cierto que puse mucho sentimiento… aunque no se si eso es bueno o es malo…
¿En qué momento y dónde se ha gestado su exaltación a Valme?
En el momento en que me despedía de aquellos emisarios de Valme, me puse a preparar el pregón. No había tiempo que perder por lo que cerré la puerta, subí las escaleras y me puse a buscar  a mi presentador. Eso fue lo primero y lo más fácil, pues surgió pronto. Unos días después, comenzaría a esbozar mis líneas, justo cuando a finales de abril me fui en un “Ave” para ver por vez primera a la Virgen del Pilar. Sin lugar a dudas, allí se gestó el pregón y aquí, se ha ido engordando…
¿Quién lo presenta en esta tarea y por qué?
Mi presentadora será Ana Mari Díaz Terrero. En ella se dan todos los requisitos que considero debía tener quien fuera a presentarme con motivo de este pregón. Una persona que bien me conoce, de mi entorno, y que directamente me conecta con el Valme. Tenía que ser ella, por estas y otras muchas razones. Ha sido un placer disfrutar de su compañía durante estos “largos” meses previos al pregón.
Cuando se baje del atril, ¿qué le gustaría que le quedase al público presente de su pregón?
Sencillamente no lo sé. Cada cual que se quede con lo que más le interese o con lo que más le incomode para basar su opinión. Realmente lo que más me ha interesado en la elaboración del mismo, es que fuese un instrumento de comunicación con la imagen. Me gustaría que le llegara a la Virgen… nada más y nada menos.
¿Por qué momento o etapa cree que pasa actualmente la Romería de Valme?
Habría tantas posibles respuestas como grupos o corrientes de opinión existen. No obstante, creo que las diferencias son salvables, que es cuestión de pequeños matices. Pienso que estoy en condiciones de asegurar que en cuanto a organización se refiere, la romería pasa por un gran momento pues, invirtiéndose la tendencia, ha sido muy beneficioso el que en los últimos años se haya conseguido respetar los horarios establecidos. No cabe duda que recuperar los ritmos ha hecho que la romería gane en brillo. No puedo olvidarme en cambio, de la cuestión económica, y menos en momentos como estos. En ese sentido, hay cierta preocupación en el seno de la Hermandad y eso, se acaba contagiando al resto de los hermanos y devotos. Estoy seguro que con la participación de todos -como en la vida-, lograremos seguir adelante…
¿Cómo le gusta vivir ese día al pregonero?
Con la mente puesta en la Virgen  y en Dos Hermanas, abierto a lo que te pueda enseñar ese día,  deseoso de reencontrarte con tu gente. No obstante, también reclamo ese día mis pequeños momentos de soledad…

Publicidad

Responder

Por favor, haz tu comentario.
Por favor, introduce tu nombre